Pep Guardiola lamentó empate pero se siente orgulloso del Barcelona tras jugar partidazo ante Arsenal

El técnico catalán elogió el desempeño de sus jugadores que lograron un empate 2-2 ante los ingleses por los cuartos de final la Liga de Campeones

(Fotos: AP)

Londres (EFE).- Pep Guardiola, entrenador del Barcelona, considera que su equipo, que empató a dos goles con el Arsenal en el partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol disputado el Emirates londinense disputó hoy la “mejor primera parte” de un partido desde que él es entrenador.

El técnico culé reconoce que su formación gozó de ocasiones para haber dejado “rematada” la eliminatoria de cuartos de final de la ‘Chammpions’ pero aseguró que se siente “muy orgulloso” del rendimiento y del juego de sus hombres.

“Es una pena, porque tuvimos la ocasión de dar un paso enorme hacia las semifinales, pero cuando jugamos con equipos de este nivel, estas cosas pasan. Estoy orgulloso de mi equipo, es lo que puedo decir”, admitió el “míster” azulgrana.

Guardiola negó que su escuadra hubiera sido “superior” a juzgar, dijo, por el resultado.

“No lo hemos sido, hemos terminado 2-2, pero en el fútbol entra todo, la precisión en ataque, en defensa, en la atención; hay millones de cosas, son tantas variables, que a veces pasa esto”, indicó, valorando el duelo con los pupilos de Arsene Wenger.

ORGULLOSO DE SUS JUGADORES
Sin embargo, el entrenador del Barza aseguró que se marchaban a casa con la impresión de “haber dado una buena sensación al mundo por cómo hemos jugador”.

Y esto, añadió, “ya es mucho, pero tenemos que recuperarnos bien contra este equipo y necesitamos a todos en el estadio, que nos echen una mano”, dijo, en un claro mensaje a la hinchada culé.

Recordó que era “muy difícil” jugar a este nivel y que por ello, se iba “orgulloso, satisfecho de entrenar a estos jugadores” y reiteró que cuando se juega así “pocos reproches” se pueden hacer.

ZLATAN, EL MEJOR DEL PARTIDO
Del goleador del Barza, el sueco Zlatan Ibrahimovic elogió los “dos goles preciosos” que había marcado, así como el hecho de que “ha jugado muy bien”.

También tuvo claro que sabían que “había que marcar un gol si queremos ir a semifinales” y no dudó al apuntar que la primera parte que hizo hoy su equipo era “la mejor” desde que él es entrenador del Barcelona, al menos la que él “recordara”.

“Me imagino que la gente estará orgullosa del equipo y al final de eso se trata. Jugamos por la gente y me hubiera gustado tener un mejor resultado, pero el resultado no es nada malo. Hemos marcado dos goles fuera de casa”, afirmó.

Con miras a la vuelta, en el Camp Nou, hizo un vaticinio: “Intuyo que el partido de vuelta no será como el de hoy. El de vuelta será más complicado. Juegas con el tiempo. Habrá que jugar con muchos aspectos”.

Y recordó que considera un “gran error” no arriesgar en el campo: “Es más arriesgado no arriesgar”.

Preguntado si el partido de hoy le dejaba “tranquilo” respondió: “Yo cuando me voy a casa, prefiero irme cuando el equipo ha jugado así que de otra manera. Intuyo que (el choque de vuelta) será mucho más duro, en cuanto a posesión, a ocasiones de gol. El que no vaya para adelante, aquí no juega”.