Siena, Atalanta, Novara y Sampdoria, procesados en escándalo de apuestas

Entre los futbolistas citados figuran Carlo Gervasoni, el brasileño Inácio José Joelson, y Cristiano Doni, ex capitán del Atalanta

Siena, Atalanta, Novara y Sampdoria, procesados en escándalo de apuestas

El Siena, el Atalanta y el Novara, que actualmente militan en la Primera División de la Liga italiana, así como el Sampdoria, que juega en la Segunda, figuran entre los 22 clubes que afrontarán el proceso deportivo por el escándalo de amaño de partidos y fraude en apuestas futbolísticas en Italia.

Así lo anunció hoy la Fiscalía de la Federación de Fútbol de Italia (FIGC) al notificar a los interesados su decisión de enviarles a proceso deportivo en las primeras medidas dispuestas por este caso que investiga por la vía penal la Fiscalía de Cremona (norte de Italia).

Ayer la Fiscalía de la FIGC ya informó de que eran 22 clubes y 61 personas físicas, entre ellos 52 futbolistas en activo en el momento de cometerse los hechos, para las que ha dispuesto el proceso deportivo por supuestas irregularidades en 33 partidos de fútbol, entre ellos 29 de la Segunda División (Serie B) y 2 de diferentes ediciones de la Copa de Italia.

Entre los futbolistas a los que se ha notificado el envío al proceso deportivo figuran Carlo Gervasoni (ex jugador del Piacenza), el brasileño Inácio José Joelson (ex futbolista del Cremonese) y Cristiano Doni, ex capitán del Atalanta y ex jugador del Mallorca español.

MÁS IRREGULARIDADES
En su auto de notificación, la Fiscalía de la FIGC señala que las supuestas irregularidades cometidas tenían el objetivo de “condicionar los resultados de partidos de fútbol de los campeonatos organizados por las ligas profesionales para conseguir ilícitos beneficios económicos, también a través de apuestas sobre los resultados de los mismos partidos”.

El escándalo por el supuesto fraude en las apuestas deportivas saltó a la luz el pasado junio, cuando la Fiscalía de Cremona ordenó la detención de 16 personas, a las que posteriormente se han ido sumando más arrestos hasta llegar a la treintena.

A raíz de dicha investigación, el Atalanta, actualmente en la Serie A, fue penalizado por la Justicia Deportiva italiana con 6 puntos, mientras que el Chievo llegó a un acuerdo por el que pagó 80.000 euros por su “responsabilidad objetiva” en la trama.