Advíncula y Yotún fueron parte del ultimátum del presidente de Cristal

El club tenía como meta vender al extranjero a ambos jugadores de la selección. ¿Qué pasó con su rendimiento?

Advíncula y Yotún fueron parte del ultimátum del presidente de Cristal

DAVID HIDALGO JIMÉNEZ @DavidsCreator
Redacción Online

La directiva de Cristal tiene claro que todos sus jugadores sufrieron un bajón futbolístico que ha llevado hasta circunstancias muy complicadas al equipo, pero al interior del club preocupa mucho más que también haya ocurrido lo mismo con dos promesas como Luis Advíncula y Yoshimar Yotún.

Por su buen rendimiento en el Descentralizado 2010 ambos jugadores fueron tomados en cuenta desde un inicio en el proceso de Sergio Markarián en la selección peruana. El nivel de ‘Usain Bolt’ y ‘Yoshi’ se vio potenciado con el roce internacional que obtuvieron con la blanquirroja y en Cristal creyeron que el 2011 iba a ser el año de su venta al extranjero. Pero no fue así. ¿Qué sucedió con Advíncula y Yotún?

“No me va a temblar la mano para sacar jugadores de selección o que queramos vender al exterior. No hay aquí ‘vacas sagradas’, prefiero jugarme con muchachos jóvenes comprometidos que con jugadores que se supone tienen jerarquía y solo les interesa cobrar puntualmente. Eso no lo vamos a permitir”, dijo ayer Felipe Cantuarias, presidente de Cristal, como parte de su potente discurso tras la salida de Reynoso.

¿Les quedó claro a quiénes fue el mensaje de Cantuarias? En agosto, a pocos días del cierre internacional del libro de pases, elcomercio.pe pudo conocer de primera mano la impaciencia y frustración de Cristal por vender a Advíncula y Yotún. El club necesita dinero, pero la luz de sus ‘jugadores estrella’ se había ido apagando de a pocos. A eso también apuntaba la palabra de Cantuarias sobre el “solo les interesa cobrar puntualmente”.

“En Cristal los jugadores se aburguesan”, nos dijo aquella vez nuestra fuente con claro fastidio. Ser convocados frecuentemente a la selección, ser parte de la plantilla competitiva en sus equipos y cobrar puntual sería lo ideal para cualquier futbolista, pero no todos los jugadores lo asumen de la misma manera. “Llega un momento en que con lo que rinden les alcanza”, agregó.

Si hasta el mismo Sergio Markarián recomendó a un directivo celeste que se debía vender cuanto antes a Advíncula y Yotún para evitar que sientan que alcanzaron un techo —o un falso techo— en el fútbol peruano. Con esto queda claro que el mensaje de Cantuarias a todo el plantel de Cristal tenía como especiales destinatarios a dos chicos de la casa.