Alianza Lima y una crisis que no termina con un triunfo

El equipo ganó anoche, pero los trabajadores que no cobran hace nueve meses convocan a una pollada pro fondos

Alianza Lima y una crisis que no termina con un triunfo

“Solo falta que cuando ingrese al estadio al aficionado le den una tarjeta que diga pollada bailable”, así ironizó Henry Quinteros en diciembre pasado ante un torneo Descentralizado 2011 impresentable. Jamás iba a imaginar que sus palabras serían premonitorias, solo cuatro meses después.

Los trabajadores administrativos y entrenadores de categorías menores de Alianza Lima no cobran hace nueve meses, realizan ollas comunes en Matute para aplacar el hambre, víctimas del abandono de la directiva de Pocho Alarcón, y hoy se ven obligados a convocar a sus hinchas a una pollada bailable para poder salir adelante.

Luego del triunfo de anoche, los hinchas íntimos recibieron volantes a la salida del Estadio Nacional para que apoyen el “Gran festival de la solidaridad del trabajador aliancista”. Será este sábado 17 de marzo desde las 10 a.m. en la explanada occidente del estadio victoriano.

Según pudo conocer elcomercio.pe, todos los jugadores de las categorías menores han recibido cinco tarjetas del festival. Cada una tiene un costo de *S/.15 * (incluye pollada y gaseosa). Se da por descontada la participación de muchos hinchas, el plantel de jugadores profesionales y toda la familia blanquiazul.