DEBATE: ¿Alianza Lima puede rendir sin Montaño en la cancha?

El equipo íntimo de la Copa Libertadores 2010 tuvo una gran actuación sin el colombiano como titular

DEBATE: ¿Alianza Lima puede rendir sin Montaño en la cancha?

La respuesta parece difícil de digerir. Hoy, el fútbol de Alianza Lima dependía de la zurda de Johnnier Montaño. De su engaño, vértigo y precisión. Sin embargo, el colombiano ha decido irse del club por los maltratos que recibió por parte de la directiva presidida por Guillermo Alarcón. Pero sí, existe un Alianza sin Montaño. El de 2010. Aquel que goleó 4-1 a Estudiantes de la Plata y fue eliminado de manera injusta por la Universidad de Chile.

¿Lo recuerda? Gustavo Costas era el técnico de los blanquiazules y Montaño era suplente en su equipo por un sonado conflicto entre ambos, que a la postre llevaría al jugador al fútbol turco. Los íntimos integraron el Grupo 3 de la Copa Libertadores 2010 junto a Juan Aurich, Estudiantes de la Plata y Bolívar de La Paz.

En ninguno de los ocho partidos que disputó Alianza el colombiano fue titular. En total, jugó solo 104 minutos (de 729). Ante Bolívar, en La Paz, entró los últimos diez minutos y metió un gol, el único que anotaría en un torneo internacional con la camiseta blanquiazul. Luego, Costas siempre lo utilizó en los segundos tiempos. El partido que más minutos (31’) participó fue en la derrota 0-1 ante la Universidad de Chile, en Matute.

Aquel Alianza de Costas se daba el lujo de tener al colombiano en la banca. Salomón Libman era el arquero; Prado, Solís, Sosa y Villamarín conformaban la defensa; González y Quinteros la primera línea de volantes, dejando a Joel Sánchez y Jean Tragodara muy abiertos en los extremos; y dos hombres de punta con Wilmer Aguirre y José Carlos Fernández.

Ese era un Alianza sin Johnnier Montaño. Quizá uno de los pocos equipos que dependió poco de él. Y tuvo éxito. Que explotó el juego por las bandas. Y clasificó en segundo lugar con 12 puntos con una goleada histórica (4-1) sobre los argentinos, que llegaban como flamantes campeones de la Copa Libertadores.

Hoy, Alianza debe recurrir, quizás, al mismo estilo de juego. Ya no con Joel Sánchez y Jean Tragodara por los extremos, sino con Paolo Hurtado y Joazhiño Arroé. Ya la decisión del colombiano está tomada y Alianza no contará más con él. Peor aún, no tiene un futbolista de similar características que lo reemplace. Entonces, una salida al eventual problema que se le presenta es apelar al juego por las bandas, que tanto éxito le otorgó en la edición de 2010. Y con Jonathan Charquero y José Carlos Fernández como referentes en ataque.

¿Qué opinas?