Alianza Lima y Universitario tendrán nueva administración desde abril

“Yo no creo que no se puedan salvar. Hay muchos detalles para pagar las deudas a largo plazo”, dijo jefe de Indecopi,

Alianza Lima y Universitario tendrán nueva administración desde abril

Alianza Lima y Universitario, los dos clubes de fútbol más populares del Perú, tendrán nueva administración desde abril para tratar de salvarse de la bancarrota, informó hoy Hebert Tassano, jefe de Indecopi, la entidad estatal encargada del proceso.

“Es una decisión positiva. Indecopi (Instituto de Defensa de la Competencia y la Propiedad Intelectual) asumirá de manera técnica y profesional este caso como todos los que llegan”, dijo Tassano sobre el proceso, que incluirá a los clubes Sport Boys de Callao, Melgar de Arequipa y Cienciano de Cusco, todos de arraigo popular importante.

“Yo no creo que no se puedan salvar. Hay muchos detalles para pagar las deudas a largo plazo y tenemos casos en el mundo como Colo Colo (de Chile)”, agregó el funcionario en Radio Programas.

DECRETO DEL GOBIERNO
Los cinco clubes, que según encuestas suman cerca de tres cuartas partes de la hinchada nacional, se someterán al trámite procesal al amparo del decreto de urgencia expedido el lunes por el Gobierno con el fin de ayudarlos a que no caigan en la disolución.

El decreto, que facilita que las instituciones no vayan a la quiebra directamente, implica que Indecopi designará un administrador para que, junto con los acreedores, ejecute las políticas más adecuadas para enfrentar la crisis.

La obligada salida de los presidentes de Alianza, Guillermo Alarcón, y Universitario, Julio Pacheco, ha sido aplaudida por los aficionados y la prensa, que los acusan a ellos y a sus antecesores por la crisis. Igual sucederá con los presidentes de Boys, Karla Bozzo; Cienciano, Juvenal Farfán, y Melgar, Henry Bustinza.

SITUACIÓN DE CLUBES
La situación es apremiante sobre todo para Universitario, cuyas deudas superan con holgura a sus activos. Alianza, que con la ‘U’ concentra a casi un 70% de la afición, tiene una situación menos asfixiante pues aún se respalda en su estadio.

La ‘U’ debe el equivalente a 57 millones de dólares por impuestos y sueldos atrasados, mientras sus activos suman unos 40 millones de dólares. Alianza tiene deudas por poco menos de 11 millones de dólares y propiedades por casi 25 millones.

Boys, que solo tiene unos 380.000 dólares en activos, y Cienciano, que no posee nada, mantienen deudas por unos 3,8 y 1,5 millones de dólares, respectivamente, teniendo siempre solo en cuenta impuestos y salarios. La sorpresa de última hora fue Melgar, que se creía saneado.

Los dirigentes de esos equipos, en especial los de los dos “compadres”, se dedicaron a formar nóminas costosas para el medio, sin tener en cuenta la realidad de sus finanzas. Además, en varios casos hubo movimientos sospechosos que han quedado sin investigar.

Si el gobierno no hubiera expedido el decreto, o si los clubes no se hubieran sometido, el proceso habría sido el de cualquier sector, es decir, disolución de la entidad y remate de los bienes.

Los otros diez equipos de primera división tienen la situación bajo control, pero solo Sporting Cristal, Juan Aurich, César Vallejo, León e Inti parecen lejos de problemas. San Martín, que no tenía deudas y era considerado el club mejor dirigido, se retiró por considerar que no puede competir con incumplidores de leyes.