Alianza Lima no lograba un triunfo por 4-0 desde hace dos años

Los íntimos se olvidaron de los empates consecutivos y lograron una goleada sobre Boys en Matute

Alianza Lima no lograba un triunfo por 4-0 desde hace dos años

Alianza Lima le devolvió la ilusión a sus hinchas gracias a la goleada por 4-0 sobre Sport Boys. Este resultado tiene beneficios multiplicadores: no solo se logró golear, ganar y gustar, también se derrotó al rival directo por la lucha del descenso, y con este resultado se estiró la diferencia a 15 puntos sobre los chalacos.

Dos años tuvieron que pasar para que los blanquiazules vuelvan a reeditar un marcador igual en su propia casa. La última vez fue ante Sport Huancayo en junio del 2010, con goles de Roberto Ovelar (2), Joel Sánchez y Donny Neyra. También marcó cuatros goles hace un año, en agosto del 2011, cuando le ganó 4-2 a Inti Gas en Matute.

Otra causa de alegría para los dirigidos por José Soto es haber roto la mala racha de cinco partidos sin conocer victoria en calidad de local y de manera consecutiva. Solo conocían de empates, como ante Melgar, Inti Gas, Sporting Cristal (Estadio Nacional), Cobresol y José Gálvez. Con ello, estiró a seis el número de los últimos encuentros seguidos que se mantienen invictos.

Hay motivos para sonreír, pero aún un largo camino por recorrer. La clasificación a la Copa Sudamericana no es una realidad hasta que no se descarte el objetivo principal, que es salvarse de la baja. Para lograr esa meta, las opciones están en las manos del club de La Victoria: conseguir rápidamente 23 puntos de los 39 restantes en los próximos 13 partidos.