Ángel Romero, la otra figura del clásico: “Yo solo jugaría en la ‘U’”

Crema hasta los huesos, el volante superó su lesión y goza su mejor partido en Primera. Es el complemento de Christofer Gonzales

Ángel Romero, la otra figura del clásico: “Yo solo jugaría en la ‘U’”

CARLOS UNIVAZO
Periodista

Se lo ve un tipo muy sencillo, habla tan simple como juega. Fue la figura del clásico, aunque los volantes de marca difícilmente son reconocidos así si no marcan un gol porque la jugada de lujo o el gol decisivo atraen el ojo del hincha promedio. Pero la buena aureola de Ángel Romero va más allá de un solo partido, aunque no acapare todas las miradas. Algunas veces –como el domingo en el Monumental– las cosas simples y sencillas también se aproximan a lo perfecto.

¿Cómo calificarías tu rendimiento en el clásico?
Creo que fue mi mejor partido porque era un clásico y en sí todo el equipo hizo su mejor partido también, porque era un encuentro muy importante.

¿Qué te pidió Comizzo específicamente?
En realidad, más que una charla específica conmigo, el profesor habló con el grupo, nos pidió que presionemos mucho al rival y una vez que tuviéramos el balón, nos dedicáramos a jugarlo con criterio.

Se habla de una superioridad física de la ‘U’. ¿Hay un trabajo distinto?
Es importante el trabajo del preparador, y va de la mano con la cabeza. Nosotros trabajamos mucho en ese aspecto.

¿Qué hace distinto a Comizzo del resto?
Si tengo que destacar una sola cosa es que Comizzo nos da mucha confianza, no solo a los once que juegan sino a todo el plantel, no descuida a ningún jugador, está pendiente de todos.

¿Por qué al comienzo se habló de una crisis futbolística?
Creo que porque el ‘profe’ nos fue conociendo más con el tiempo. Con el correr de los partidos nos fue tomando la mano. Los buenos equipos no se hacen de un momento a otro.

Para muchos, fuiste la figura del clásico. ¿Te viste así?
No. Yo creo que el trabajo del equipo fue la figura. Suena a frase preparada, pero es así.

¿Por qué crees que la ‘U’ ganó el clásico?
Porque desde un inicio salimos a proponer, ellos no tanto.

Tú debutas hace dos años, pero luego de una lesión desapareciste un buen tiempo…
Sí, debuté con Chemo, contra Sport Huancayo. Yo pasé momentos muy difíciles. En el 2011, tuve una fractura de peroné. Me pasó después de ganar la Libertadores Sub 20, estaba en un buen momento y me sucede eso en un partido contra Vallejo.

Pero pasaron casi dos años para volver… ¿solo fue por la fractura?
En realidad, lo que pasó es que luego del proceso de recuperación tenía molestias en la pierna donde tuve la lesión, al parecer debido a un fragmento óseo, y justo al año de la lesión me tuvieron que operar. Eso fue un golpe duro, no solo en lo deportivo, sino en lo psicológico, me afectó mucho. Pero ya quedó atrás.

Esa vez de la lesión, tú regresas al campo y te desplomas…
Sí, claro. En realidad, yo volví a la cancha en ese momento más por las ganas, pero apenas me apoyé en la pierna, me desplomé. Ya estaba fracturado.

¿Qué referente tienes en tu posición?
Bastián Schweinsteiger , el del apellido difícil. Admiro el físico que tiene en la cancha, su buen despliegue. Y bueno, del Barcelona, Xavi, Busquets.

¿Eres formado en la ‘U’?
En la ‘U’ jugué toda la vida, desde los 8 años, cuando mi papá me llevó porque es hincha de la ‘U’ y me metió eso en la cabeza desde chiquito, yo soy tan hincha como él y nunca jugaría en otro equipo que no sea la ‘U’.

¿Hasta cuándo tienes contrato?
Hasta diciembre, pero no tengo empresario, mis asuntos los vemos familiarmente.

¿Expectativas con la selección?
Creo que las mejores. Allí hay un gran grupo humano.

Se habla hoy de la ‘U’ como un candidato firme al título. ¿Quiénes son los rivales directos?
Ese es el objetivo, Cristal, Alianza, Garcilaso son los rivales directos. Son varios, sabemos que va a ser duro, pero estamos preparados.

¿Admitirías que en el camino fueron viendo más sólidas sus aspiraciones al campeonato?
No. Desde un comienzo nos fijamos esa meta. Sabemos que es un torneo de largo aliento, pero tenemos un plantel dispuesto a conseguir el título y ser los mejores. Como lo quiere el profesor.