Butrón "avergonzado y apenado" tras el retiro de San Martín del fútbol

Decisión del cuadro santo llegó luego de que sus jugadores se negaran a viajar a Arequipa en solidaridad con los futbolistas en huelga. “Los que menos deben sufrir están sufriendo las consecuencias”, dijo

Butrón "avergonzado y apenado" tras el retiro de San Martín del fútbol

El arquero Leao Butrón, de la Universidad San Martín de Porres, se mostró “avergonzado y apenado” por la situación que atraviesa el cuadro santo que ha anunciado su retiro del fútbol profesional.

Butrón indicó que, a pesar de que en su club los sueldos están al día, pretendieron solidarizarse con jugadores de otros cuadros a quienes se les debe hasta ocho remuneraciones del 2011 y con ello lograr presionar para “sacar a estos sinvergüenzas (dirigentes) del fútbol peruano” que “tienen cara de palo para salir en televisión a decir que no deben nada cuando deben 8 o 6 meses del año pasado”.

Señaló que la decisión fue muy difícil y que varios jugadores del plantel no estuvieron de acuerdo. San Martín se rehusó a viajar a Arequipa para afrontar el primer encuentro del torneo local, con el Melgar FBC, mañana. Luego de esa medida, directivos del cuadro santo anunciaron el retiro del equipo del fútbol profesional. Butrón indicó que con el paso de las horas la decisión comunicada se torna cada vez más irreversible.

El portero de los albos criticó la reacción de Alfonso De Souza Ferreyra, presidente de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional: “Lo lógico era suspender la fecha pero cuando uno se cree dueño del fútbol, se cree con derecho a hacer cualquier cosa, a ir como un elefante para adelante y atropellar a quien se crea conveniente”.

La opción, dijo, era que la Asociación “se ponga los pantalones y no deje contratar a nadie” cuando los equipos deben dinero porque hacerlo “es una burla a los jugadores (a quienes se deben sueldos) y a la familia de los mismos”.

Por otro lado, criticó a la Agremiación de Futbolistas por haber tomado la decisión de la huelga “en un día y medio” porque “hubiera sido posible jugar esta fecha y tener los días de descanso de la fecha de selección para tomar una decisión. Se hizo al caballazo y los que menos deben sufrir están sufriendo las consecuencias. Es la realidad de nuestro fútbol mediocre”.