Carlos Picerni: "Yo llego con el OK de Markarián"

El entrenador argentino tomará la jefatura de la Unidad Técnica de Menores desde octubre con la aprobación del técnico de mayores

Carlos Picerni: "Yo llego con el OK de Markarián"

MARIO FERNÁNDEZ

El 5 de octubre, por la noche, llegará procedente de Buenos Aires. Carlos Picerni viene a asumir la jefatura de la Unidad Técnica de Menores que dejó hace cerca de cinco años. Hoy –con el apoyo de Sergio Markarián y Óscar Hamada– asume el reto de volver. Desde Rosario explica su plan.

¿Cómo fue el contacto y qué otras ofertas manejaste?
Ahora que el ‘Tata’ Martino se fue de Paraguay, se dio la situación: llegó una primera llamada del ‘Chino’ Benavides, cuando tenía casi todo arreglado con Libertad de Paraguay. Pero me seducía volver al Perú.

¿Con quiénes hablaste después del ‘Chino’?
Con los integrantes de la Comisión de Menores. Remigio Morales Bermúdez, Yván Vásquez, Alfredo Brito y finalmente con Manuel Burga. Hablé bastante. Corroboré que las cosas estaban bien y el caldo de cultivo estaba como para volver.

¿Qué cosas harías ahora que no hiciste en tu primera etapa?
Si lo primero que hice fue masificar el fútbol, pienso que con Óscar Hamada, una vez fijado el cronograma de trabajo, debemos afinar la captación y potenciarnos en resultados. He visto que las últimas Sub 20 y Sub 17 se plantan de otra manera, diferente a lo que hacíamos nosotros. Se evolucionó para bien.

¿Vendrás con otros profesionales o tus ayudantes serán locales?
Voy a ir con el profesor Manuel Alfaro, que trabajó en Cristal en la parte física. Es argentino, ha trabajado con el ‘Tata’.

LA RELACIÓN CON MARKARIÁN
¿Qué relación podrías tener con Sergio Markarián, el técnico de la selección de mayores?
Cuando traté el retorno a Perú, luego de tres conversaciones, lo primero que hice fue llamar a Markarián para preguntarle si él estaba de acuerdo con mi llegada porque si me decía que no o me hacía un guiño para que no siga, yo inmediatamente cortaba negociaciones. No iba a complicarle la vida a un entrenador de la mayor.

¿Concretamente qué te dijo Sergio?
Que tenía un buen concepto mío. “Venga tranquilo que va contar con mi apoyo”, llegó a decirme. Eso me hizo avanzar en las conversaciones.

¿Por cuántos años es el contrato?
Por tres años y debo estar llegando el 5 de octubre por la noche.

Trabajaste cuatro años y medio en Paraguay, ¿qué diferencias notas con Perú?
En principio, es más fácil encontrar jugadores. Tiene hace años desarrollado el fútbol infantil no en las condiciones ideales pero los jugadores salen por todo el país, especialmente en Ciudad del Este y zonas cercanas a Asunción. Lo que no tiene es infraestructura y en eso Perú le lleva mucha ventaja. Es más fácil lograr resultados con la materia prima lista que tener que hacerla.

Con vistas al 7 de octubre, ¿qué pronóstico tienes?
Perú tiene chances. Ahora en Paraguay está Arce, que seguro pretende agregarle más futbol al equipo sin perder la presión. Igual acaba de tomar al equipo. Markarián ya superó el año. Yo aspiro alcanzar ese nivel de competencia con los equipos menores.

Entonces llegas a cerrar un trabajo que quedó trunco…
No sé si quedó trunco. Son escalones que hay que ir subiendo. Estos trabajos que vamos a desarrollar no se harían hoy si no hubiera estado Creciendo con el Fútbol. Es un trabajo a largo plazo. Esperamos codearnos con los cinco mejores y que los otros países ya no digan: “Ojalá me toque Perú o Bolivia”.