Cinco razones por las que Real Garcilaso es finalista del torneo

El equipo cusqueño podría ser campeón en su primera temporada en la máxima categoría, y con solo tres años de vida institucional

Cinco razones por las que Real Garcilaso es finalista del torneo

DAVID HIDALGO JIMÉNEZ @DavidsCreator
Redacción online

El equipo dirigido por Freddy García logró lo impensado: llegó a Primera División con el objetivo de realizar una campaña aceptable, y ahora peleará el título de la Copa Movistar 2012 ante Sporting Cristal.

En un diálogo con Freddy García en el Cusco, el técnico reconoció que los objetivos de la ‘Máquina celeste’ se fueron trazando conforme se iban consiguiendo logros a corto plazo. “Cuando un equipo sube (a Primera) por primera vez, los objetivos son cautelosos. Lo primero es no descender, hay que ir paso a paso”, explicó. Con el paso de los partidos Garcilaso se vio peleando en los primeros lugares y con ello se convirtió en firme candidato para llegar a la Copa Sudamericana 2013.

Una vez que se sintieron seguros en el grupo de los siete primeros del campeonato, se pensó que la Copa Libertadores era posible. En julio, cuando Real Garcilaso alcanzó la punta del torneo, García fue más osado: “Queremos ser campeones a fin de año”, lanzó, sin dejar de reconocer su condición de equipo chico. Estas son cinco razones por las que el cuadro cusqueño jugará la final:

1. Tuvo al goleador del campeonato. Andy Pando anotó 27 goles en 43 fechas, destronó a los artilleros extranjeros, y devolvió al torneo nacional un goleador peruano fuerte y cuajado (29 años). Apareció en el modesto Universidad de San Marcos de la Segunda División. Debutó en Primera con CNI de Iquitos (2010), pasó por Sporting Cristal, estuvo en León de Huánuco, pero explotó en el Cusco. Su sociedad en la cancha con el paraguayo Fabio Ramos se constituyó en un pacto de sangre. El tridente de ataque de Real Garcilaso sumó 43 goles: Andy Pando hizo 27, Ramón Rodríguez anotó 9 y Fabio Ramos 7.

2. Invicto en casa. La ‘Máquina celeste’ jugó 22 partidos en Cusco: ganó 20 encuentros, empató dos, y nunca perdió. Cifras realmente importantes si se tiene en cuenta que este es su primer año en Primera División. De visita sí está en deuda porque solo ganó en cuatro ocasiones y perdió en 10 enfrentamientos.

3. Mérito del DT. Freddy García no está en Wikipedia. Su perfil bajo se transforma en capacidad y trabajo para saber recuperar y explotar lo mejor de jugadores dejados de lado por otros clubes. Los buenos rendimientos de Jhoel Herrera (ex Juan Aurich), Andy Pando (ex León de Huánuco), Julio Edson Uribe (ex Unión Comercio), Ramón Rodríguez (ex Cobresol 2010), Eduardo Uribe (ex Juan Aurich), y el arquero Juan Goyoneche (eterno suplente en Alianza Lima) son la mejor prueba. ‘Petróleo’ hizo una mixtura de juventud y experiencia al estilo del histórico Cienciano de Freddy Ternero.

4. Refuerzos extranjeros. El club no hizo pompa con un fichaje mediático, pero el volante guaraní Fabio Ramos (ex Nacional de Paraguay) y los zagueros argentinos Fernando Alloco (ex Sport Boys) y Emiliano Ciucci fueron vitales en la columna vertebral del equipo. El paraguayo es un cerebro con gol que se consolidó como un lanzador con precisión de cirujano. Alloco cambió su fatal destino con Boys por un sueño cusqueño incierto y supo demostrar su valía con presencia en ambas áreas, con un juego fuerte, pero leal. Ciucci es aplicado, conoce el oficio y nunca desentona.

5. Club modelo. Real Garcilaso, con solo tres años de vida institucional, fue el último equipo que se sumó a la máxima categoría y tuvo el inconveniente de encontrar pocas opciones en el mercado peruano. Sin embargo, el club presidido por Julio Vásquez supo darse maña para contratar y conformó un plantel de 32 jugadores respetando un presupuesto corto que le permitió estar al día en los pagos. La institución cuenta con una amplia sede llamada “Casa celeste”, ubicada en la Residencial Huancaro (Cusco): tiene un moderno gimnasio, departamento médico y de fisioterapia con instrumentos de última generación; sala de conferencias, dormitorios para concentraciones, utilería y cocina. Posee una hacienda club ubicada en el distrito de Pisac.