CNI lucha desde el descenso para quedarse en Primera División

Iván Vásquez, titular del club y miembro del directorio de Burga en la FPF, se aferra a los reclamos en mesa y pidió que no haya baja

CNI lucha desde el descenso para quedarse en Primera División

La semana pasada, el asesor legal de la Agremiación de Futbolistas (Safap), Juan Baldovino, encendió la alarma y alertó que se quiere favorecer a CNI. Hoy, tras un fallo de la Comisión de Justicia de la FPF que beneficia al descendido club de Iquitos, las sospechas aumentan porque hasta ahora no se conocen los fallos de la Cámara de Conciliación y Resolución de Disputas (CCRD) que no dejarían bien parados a los loretanos.

Sin embargo, CNI sumó hoy tres puntos en mesa y aún faltan conocerse fallos de dos partidos (el reclamo ante Cobresol y la apelación del caso Cienciano) que podrían beneficiarlo con seis unidades más. De esta manera, CNI podría salvarse del descenso y terminar la Copa Movistar 2011 con 36 puntos. Increíble.

De ser así todo se pondría de cabeza porque FBC Melgar, César Vallejo y Universitario terminaron con 34 puntos. ¿Tendrían que jugar para definir el descenso? ¿Con qué planteles si ya los jugadores se fueron de vacaciones? Inclusive, algunos ya terminaron contratos y firmaron por otros clubes.

En la ADFP dicen no saber nada sobre el último fallo y señalan que todas las respuestas se tienen que encontrar en la FPF. Cabe recordar que Iván Vásquez, presidente de CNI, es miembro del directorio de Manuel Burga en la FPF.

“Honestamente pedimos que no haya baja, el torneo se ha torcido. No se olviden que el campeonato no ha terminado, porque hay fallos pendientes. Estamos concentrados en los reclamos”, dijo Iván Vásquez, en radio Ovación.

Aunque parezca una broma de muy mal gusto, CNI pretende revivir con los fallos de la CJ-FPF y este club podría ser el emblema de un alucinante campeonato peruano que este año tuvo como protagonistas, más que en otros años, a las comisiones de justicia de la ADFP y de la FPF, cuyos decisivos fallos en mesa —apoyados en las bases del torneo— distorsionaron el Descentralizado 2011.