Conoce puesto por puesto cómo juega la selección de Natalia Málaga

Mira en qué posición juega cada una de las ‘matadorcitas’ comparadas con las históricas referencias del sexteto de Seúl 88

Conoce puesto por puesto cómo juega la selección de Natalia Málaga

RAÚL CASTILLO

Las comparaciones suelen ser odiosas, más aun cuando se hace entre la selección peruana de Mayores que ganó una medalla de plata en Seúl 88’ y el actual conjunto campeón sudamericano de Menores. Aquí no se trata de comparar los logros de cada jugadora, tampoco pretendemos, como suele hacerse en el fútbol, decir que una de estas chicas será la nueva Cecilia Tait o Gabriela Pérez del Solar, solo queremos explicar la posición de cada voleibolista en la cancha y la evolución que ha tenido este deporte en nuestro país.

En los años 80, con Man Boc Park al mando, Perú tenía un estilo casi único en el mundo. El sistema táctico del técnico coreano tenía a “Rosa García”:http://elcomercio.pe/tag/13072/Rosa%20García en dos posiciones: armadora y central, dos chicas de opuestos y otras tres (Natalia Málaga, Denisse Fajardo y Cenaida Uribe) que alternaban las dos posiciones de punta en la cancha. La última, al ser dos años menor que el resto , era la que menos jugaba en esa época. Fue una alineación que nos trajo muchos éxitos, pero ya no se usa más esa formación en el vóley del mundo.

EL PRESENTE
Ahora este deporte ha vivido un cambio y Perú, con Natalia Málaga, se ha adaptado a él. La selección de menores juega de acuerdo con estos tiempos, como lo hacen selecciones de alta competición. Siempre hay dos centrales (Rosa Valiente y Luciana del Valle) de talla en el sexteto titular y se tiene a un referente en el equipo, en este caso Ángela Leyva, la promesa del vóley peruano, la que consigue los puntos. Otro detalle es que ahora tenemos solo una jugadora opuesta (Maguilaura Frías), con lo que la armadora (Shiamara Almeyda) cobra un papel esencial en el equipo, para que Perú tenga hasta tres rematadoras de talla a la hora de atacar y defender la red.

La condición física ha cobrado mayor importancia, estas jóvenes tienen más talla que algunas de la otra época, pero Perú aún tiene mucho que sumar y mejorar en el tema táctico y físico. Como dijo ayer Natalia. “Antes no pagaban las giras, ahora la federación las financia. Ahora que le hemos ganado a Brasil, esperemos que quieran jugar con nosotras”, señaló.

Con el Sudamericano, Perú ha dado un buen paso, ha subido un peldaño, pero no hay que relajarnos. Solo queda seguir trabajando para cosechar más triunfos en el vóley.