¿El Cristal de la Libertadores del 97 cumplía con el estilo de juego que busca su dirigencia?

El equipo celeste de aquel entonces no fue protagonista en todas las canchas y tampoco hacía tanto ‘pressing’

¿El Cristal de la Libertadores del 97 cumplía con el estilo de juego que busca su dirigencia?

RAÚL CASTILLO
@RaulCastillo87

Hubiese sido mejor decir: “volveremos a tener el estilo ganador de los 90 a recuperaremos el estilo de los 90”. Hoy se cumplieron 16 años de aquella final de Sporting Cristal en la Copa Libertadores, 16 años de ese equipo que marcó una época del fútbol peruano y que, según la actual dirigencia del club, debe tener el sello en el actual plantel de Cristal. Para ello se creó el documento de estilo. Sin embargo,* ¿acaso el Cristal del 97 cumplía con el estilo que profesa la dirigencia? No.* Y se los explicaremos punto por punto.

El documento de Cristal se guía por seis pilares: balón, pie, pressing, protagonismo, conducta y ciencia. Consideramos oportuno no tocar los últimos dos puntos para enfocarnos solo en el juego de aquel cuadro celeste del 97.

Balón. Que viene a ser la posesión. Ese cuadro de la Libertadores lo tuvo, pero solo de local. El Cristal de Markarián era un equipo incisivo en el ataque. Bolívar y Racing Club pudieron dar fe al caer goleados en el Nacional, pero el ‘Mago’, como técnico pragmático, proponía otro estilo a la hora de ser visitante. El partido con Vélez es el ejemplo más claro. Cristal contragolpeó casi todo el partido y jamás tuvo la posesión del balón. Con Cruzeiro en la final fue igual. Julinho tuvo la oportunidad de marcar ante Dida, pero fue por una jugada fortuita.

Pie. Sí lo tenía. Y qué pies. Con jugadores de la talla de Nolberto Solano, Julinho, Pedro Garay, Jorge Soto y Marcelo Asteggiano entre otros futbolistas, Cristal trataba de no perder el balón. Siempre hubo un fútbol que atraía y llenaba los estadios en la Libertadores. Julinho se bailó a todo Bolívar e hizo lo que quiso con Carlos MacAllister (Racing) en aquella semifinal de la Libertadores. Solano era un virtuoso con la pelota en movimiento así como la parada. Al único que podría considerársele ‘picapiedra’ era a Adrián Czornomaz. Ese delantero que fue goleador en la ‘U’ y que llegó como flamante refuerzo en el 97. Se fue a México a mitad de campeonato.

Protagonismo. Al igual que en el punto del balón, Cristal era un equipo protagonista solo en condición de local. Si tomamos en cuenta las estadísticas de esa Libertadores, los celestes solo le pudieron ganar a Vélez de visita, los demás partidos fueron ajustadas derrotas. Hay que resaltar que Cristal sí era un equipo que iba al ataque, pero no era protagonista en todas las canchas.

Pressing. Ni como asistente técnico en los 90 ni como técnico de Cristal Mosquera tenía el estilo que buscaba Cristal. Es más. Pocos equipos del mundo de los 90 presionaban en la zona del ataque. Ni los europeos, salvo el Ajax . Cristal era un cuadro que aguantaba atrás, que sabía cuándo atacar, así como lo hicieron en la goleada (3-0) a la ‘U’ en el Monumental. Fácil el ‘pressing’ era un ideal que nunca terminó por realizarse. Ni en Cristal del 96, que debió meterle 10 goles a River en el Estadio Nacional, tenía ese ‘pressing’.

Acá no se duda del buen juego que siempre ha tenido Cristal. Siempre ha sido un cuadro copero, que le ha dado varias alegrías a sus hinchas y a todos los peruanos, sobre todo, en la Libertadores del 97. Pero creemos que no ha cumplido siempre con los seis pilares que se profesa en la actualidad. Los podrán alcanzar en el futuro, pero como se dijo en un principio. Mejor hubiese sido: “volveremos a tener el estilo ganador de los 90”.