El día que Marcos Calderón ‘lesionó’ a ‘Cachito’ Ramírez para ganar la Copa América

En 1975 el ‘Cholo’ Sotil vino desde el FC Barcelona y anotó el gol del último título continental de la selección peruana. Esta y otras anécdotas de Daniel Peredo

El día que Marcos Calderón ‘lesionó’ a ‘Cachito’ Ramírez para ganar la Copa América

UNO
Copa América 1975. Perú viajó a Caracas para jugar la final del torneo ante Colombia. El plantel recibió una presencia notable en la definición: Hugo Sotil, quien, por fin, pudo incorporarse luego de innumerables gestiones con el Barcelona que no lo cedía. El “Cholo” llegó la noche anterior con 25 relojes con la insignia de su club que repartió entre sus compañeros, y se puso a órdenes de Marcos Calderón. El técnico había alineado casi toda la Copa a Rojas, “Cachito” Ramírez y Oblitas en ataque, aunque la presencia de Sotil lo obligó a cambiar. Cuentan que antes de descansar, Marcos envió al médico a la habitación de “Cachito”.

—“Cachito”, ¿cómo estás?

—Bien

—¿No te duele nada?

—No

—¿Seguro? ¿No tienes alguna molestia?

—Estoy perfecto. Marcos quiere poner a Sotil y no sabe qué hacer. Dígale que piense en otro porque yo no voy a salir. Jugué todos los partidos y el “Cholo” nunca estuvo.

Los periodistas estaban presionando mucho para conocer por quién jugaba Sotil y a Calderón se le ocurrió “lesionar” a Ramírez y anunciar al “Cholo” en su reemplazo. Al final, la estrella del Barza fue titular, hizo el gol del campeonato y “Cachito” fue al banco, ingresó en el segundo tiempo por Percy y resultó importante para mantener el resultado. Con la Copa en sus manos, Calderón, Sotil y Ramírez se dieron un tremendo abrazo.

DOS
Descentralizado 2009. Áncash recibía en Recuay a CNI. El presidente de la “Amenaza”, José Mallqui, se reunió con el técnico Mario Flores antes del partido. “Estamos muy conformes con tu trabajo, el equipo se ha recuperado y, salvemos o no la categoría, quiero renovar tu contrato todo el 2010”. Flores llegó con el equipo en último lugar, a 12 y 13 puntos de CNI y Alianza Atlético, respectivamente, pero logró remontar e igualarlos. A poco del final del torneo, firmó contrato por el 2010. Áncash sumó 48 puntos, aunque una sorpresiva victoria de Alianza Atlético en Lima ante San Martín lo dejó sin chances y perdió la categoría. Antes de regresar a Lima, Flores volvió a recibir una comunicación de Mallqui: “Estamos dolidos, hay equipos que no nos quieren en Primera y nos jugaron sucio, pero igual, seguimos con el compromiso que tenemos para Segunda”. El técnico regresó a la capital convencido de que seguiría en Áncash y rechazó ofertas de Melgar, Total Chalaco, Huancayo, Inti Gas y CNI. “Tengo un contrato con Áncash que voy a respetar”, respondió a todos. En febrero del 2010, cuando arrancó el Descentralizado y los 16 clubes tenían entrenador, cuentan que Mallqui dejó de cumplir los pagos de Flores. Cuando el DT reclamó, el presidente le respondió: “Es un contrato muy elevado para Segunda, hasta acá llegó nuestra relación laboral”. Flores se quedó en el aire. Hasta ahora no tiene equipo.

TRES
México 1970. Perú arribó al Mundial en medio de gran expectativa por haber eliminado a Argentina. En el aeropuerto, una decena de periodistas locales cubrieron la llegada. Un reportero radial se acercó a Roberto Chale, famoso por el pelotazo a Rulli en la Bombonera, le hizo unas cuantas preguntas y luego le pidió que le sugiriera a qué otros jugadores entrevistar. “Mira, Cruzado es ese que se está riendo”, señaló. El periodista se acercó, prendió su grabadora y levantó la voz: “Ahora nos encontramos con Luis Cruzado”. El entrevistado se sorprendió, puso cara de molesto y dejó al hombre de prensa con la palabra en la boca: “Yo no soy Cruzado, soy “Perico” León”. Chale se mataba de risa en uno de los asientos de la sala del aeropuerto y el periodista lo encaró.

—¿Usted no me dijo que ese jugador era Cruzado?

—Lo que pasa es que él es cruzado, pero cruzado con mono, disparó el terrible Roberto.