Estos goles fueron tan polémicos como el del ‘Chino’ Ximénez

Una mano no cobrada, un ‘offside’ no sancionado y un ‘fair play’ que no se respetó forman parte de algunas ‘perlas’ del fútbol peruano. ¿Recuerda algún otro?

Estos son dos goles que en su momento desataron polémica.

1. El ‘offside’. En setiembre del año pasado, Alianza Lima visitaba a Cristal en el Callao y los rimenses ganaban 1-0 en un partido válido por la liguilla A que lideraba Juan Aurich. Sobre el final del encuentro, Leandro Fleitas anotó el gol del empate en un claro fuera de juego, no solo suyo sino también de otros dos jugadores íntimos. El resultado fue clave porque puso a los íntimos se pusieron a un punto de los chiclayanos y a la fecha siguiente los destronaron en un encuentro con los que en esa época dirigía Franco Navarro. En los camarines, el ‘Ciego’ Oblitas rugió contra los árbitros y contra la Conar, ganándose un lío con el presidente de dicho organismo, Alberto Tejada Burga. El árbitro Georges Buckley, secundado por su asistente Winston Reátegui, asumió las consecuencias del descalabro, pero nadie le dio —como es lógico— los puntos a los cerveceros.

2. El ‘fair play’ de Olcese. El Cienciano-Alianza Lima del 2004 prometía: en la última fecha del Clausura, los íntimos necesitaban sumar en Cusco y esperar una derrota de Unión Huaral para quedar en sexto lugar y pelear el ‘play off’ con Cristal. Los del norte chico cayeron con San Martín y, el Garcilaso, Flavio Maestri había adelantado para los íntimos apenas a los 4 minutos. Todo se veía bien hasta que los cusqueños voltearon la cuenta con tantos de Mostto y Carty. La pesadumbre se apoderó de los blanquiazules hasta el minuto 84, en el que Aldo Olcese le dio el empate a los íntimos de una forma que atentó contra el juego limpio que tanto propone la FIFA.

El árbitro del cotejo, Víctor Hugo Rivera, decidió jugar un balón al aire en campo de Cienciano. Las reglas del buen juego indicaban que los íntimos debían cederle la pelota a sus rivales, pero el pequeño diablo que era entonces Olcese decidió actuar: en vez de pasársela a los cusqueños, jugó una pared con Maestri y fusiló a un impávido Ibáñez. El partido acabó 2-2, con los íntimos asegurando la final y con el juez escudado por un montó de policías. El ‘Patón’ Bauza, entonces técnico de Cristal, dijo sobre el tanto: “El fútbol es para los vivos…” ¿Le suena conocida esa frase?

3. La mano chimbotana. El 27 de febrero de 1993, Universitario debutaba en el Descentralizado contra Sipesa. Los cremas, en calidad de campeones del ’92, se perfilaban como favoritos, hasta que alguien metió la mano en el Estadio Nacional: faltaba un minuto para que acabe el partido y Martín Dall’Orso corrió a recibir un balón. Marcelo Asteggiano, en su esfuerzo por despejar, dejó que la pelota le choque en el cuerpo. Antes que cayera y sobre la marcha Dall’Orso la empujó con la mano, se acomodó y definió ante la salida de Zubczuk. Más dramático aún fue que el equipo que venció 1-0 jugaba con 10 hombres desde el minuto 18 y que el ídolo Jorge Amado Nunes había fallado un penal.