De Hugo Sotil a Juan Vargas: los futbolistas peruanos que pasaron por la actuación

El ‘Loco’ apareció el último lunes en ‘Chico de mi barrio’, la miniserie del 5. Aquí cinco casos de jugadores que tuvieron sus cinco minutos de fama como actores

Por Miguel Villegas

HUGO SOTIL
En los años setenta todos querían ser cholos. O ser como el ‘Cholo’, para precisar. Hugo Sotil era un fenómeno, un crack que podía gambetear a un ejército en una baldosa (Jorge Barraza dixit). Bernardo Batievsky lo sabía. Y en 1972 filmó ‘Cholo’, la única película inspirada en un futbolista peruano hasta hoy. Allí, entre otras cosas, Sotil tuvo un romance con Nancy Gross, su coprotagonista. Un hijo, además. Pero si en ese terreno el crack era agilito, delante de la cámara era durazo. Parecía adormecido, bañado en cemento, un robot. En You Tube pueden encontrarse algunos extractos de la película. El ‘Cholo’, la rubia, el fútbol. Peligrosa combustión.

PERCY OLIVARES
Dejó el fútbol y aceptó un rol de ficción: ex drogadicto. Claro, no era Olivares sino su personaje Wilson, de la serie “Brothers”, cuyo último capítulo se emitió en enero del 2010. Ya antes el ex marcador izquierdo de la selección había participado en “Bailando por un sueño” y “El show de los sueños”, las dos primeras versiones del “reality” más famoso de la TV peruana. Fue ahí donde Gisela le dijo que tenía pasta para la actuación. “Orejas” aceptó entonces un nuevo reto: interpretar a un datero marginal que se asocia con Carlos Alcántara (Charly Salsa Gonzales) y Christian Thorsen (Colorao Duarte) para combatir la delincuencia. Los Magníficos versión local. ¿Lo mejor? Sus pasitos de baile. ¿Lo peor? La horrible melena que le pusieron.

JOSÉ LUIS CARRANZA
Miércoles 5 de enero del 2005. Tres días antes de cumplir 41 años, el ‘Puma’ Carranza dejaba que el país fuera testigo de su nerviosa primera vez. Ya cuando entró en calor, fue todo más fácil. Ese día el ‘Puma’ estrenó su faceta de actor. Era el debut de la miniserie “Misterio”, de Canal 2, y el ídolo de la Barra Norte aparece en el sueño de uno de los protagonistas, Caradura (o Aldo Miyashiro, como usted prefiera): la final de la Intercontinental. “Este muchacho va a ser el capitán de la ‘U’ a futuro. Yo lo bautizo como el ‘Puma’ por su garra”, le dice el barrista. “Gracias, gracias”, es la respuesta del creador, unos meses después, del baile de la malagua. Debut y despedida.

JUAN VARGAS
“Chico de mi barrio” es la nueva miniserie del “prime time” de Panamericana TV. Como si fuera un calco de “Misterio”, los guionistas eligieron para el estreno un crack querido por la gente y lo suficientemente arriesgado como para aprenderse un diálogo en minutos. Juan Vargas aceptó la invitación de Miyashiro —“otra vez Caradura”— y se convirtió en el ángel de la guarda de los protagonistas. “Llámame cuando quieras”, le dice el ‘Loco’, con la seriedad del que declara ante un juez. Tieso el ‘Loco’. Igual, hizo 8 puntos de ráting, según Ibope Time, a dos puntos nomás de “Los Exitosos Gome$”. Si todo sale bien, Varguitas aparecerá en nuevos capítulos.

FRANCO NAVARRO
Adolfo Chuiman estrenaba una nueva temporada de “Quien soy yo, papá”, por Canal 5. Allí no era Peter, sino Avelino y en ese 1987 había conseguido programa propio. Pasaban las vedettes de moda, los cantantes famosos, las estrellitas. A la producción se le ocurrió invitar a Franco Navarro, que ya era un fenómeno en Independiente de Argentina. Tapa de “El Gráfico”, Franquito era además el “Pepón”, es decir, la prehistoria del futbolista metrosexual. El último gran ‘9’ de la selección salió en la tele y, como era su costumbre, fue un golazo.