Juan Carlos Mariño enjuició al Hércules y le reclama 263 mil dólares

El actual volante del Sport Boys pidió esa cantidad como compensación económica por considerar que el club español incurrió en incumplimiento de contrato

Juan Carlos Mariño, futbolista internacional peruano, reclama 200 mil euros (263 mil dólares) al Hércules de Alicante en concepto de salario al considerar que el club español incumplió un precontrato para formar parte de su plantilla en la temporada 2008-09.

Hoy se celebró en el Juzgado de lo Social número tres de Alicante el juicio de Mariño contra el Hércules, en el que ambas partes expusieron sus posturas sobre la existencia de un acuerdo para que el centrocampista peruano jugara en el club español.

Mariño militó en el Hércules en la temporada 2007-08 y, a la conclusión de la misma, ambas partes negociaron su continuidad en la entidad la siguiente campaña, aunque finalmente el jugador no recaló en el conjunto alicantino.

La postura defendida por Mariño, actualmente futbolista del Sport Boys, es que existía un precontrato firmado con el Hércules para seguir jugando la temporada 2008-09 en Alicante.

Por su parte, el Hércules alega que no se llegó a concretar ningún acuerdo, por lo que considera que no debe abonar las cantidades económicas reclamadas por el futbolista.

Mariño solicita al Hércules una compensación económica de algo más de 200 mil euros (263 mil dólares), que corresponderían al dinero que dejó de percibir durante la temporada 2008-09, una vez descontado lo que ingresó por militar en Cienciano y en el Atlético Nacional de Medellín colombiano.

En el juicio celebrado hoy acudieron a declarar, llamados por la acusación, el que fuera director general del Hércules, Blas Bernal; el gerente del club alicantino, Juan Francisco Valera; y el representante del jugador, Borja González.