Juan Diego Gonzales Vigil: "No quiero irme del fútbol"

El ex delantero de Alianza Lima se dedica al automovilismo mientras encuentra equipo. Logró segundo lugar en las Seis Horas Peruanas

Juan Diego Gonzales Vigil: "No quiero irme del fútbol"

MARIO FERNÁNDEZ

Como jugador de fútbol, siempre ha sido delantero; en los autos es volante. Juan Diego Gonzales-Vigil, permanente aliado con la red rival, aprovechó que está sin equipo y decidió participar en las Seis Horas Peruanas con el traje de su padre Aurelio. Y no le fue mal: como copiloto de César Oré en la Categoría Súper1600 alcanzó el segundo puesto. Ni grito de gol ni intercambio de camisetas y sí mucho olor a gasolina y papel picado. De esa emocionante experiencia y otras, habló con Deporte Total.

¿Cómo así esa afición por los autos?
Desde chico la tuve. Manejé kart y cuando mi padre me enseñó autos más grandes, me encontré a los 10 años y, a su lado, al mando de su camioneta Dodge de tres cambios. Allá por el 95, en Santa Rosa, con las carcochas, me prestaba su Studebaker para dar unas vueltas.

¿Cuándo hay más nervios, a la hora de ejecutar un penal o en una curva a toda velocidad?
Son emociones fuertes y en las dos tienes que estar muy concentrado. De repente en los carros te juegas tu integridad física por la adrenalina que te ofrece la velocidad. Pero todo es muy bonito y las dos situaciones me encantan: el gol y manejar a toda velocidad.

¿Qué te dejaron como saldo las Seis Horas…?
Que armamos el equipo y con una logística muy buena, el auto estuvo espectacular. Me animó mi amigo Harold Watson y juntos vimos la posibilidad de poder subir. Al toque me invitó el equipo de Fredy Mosca. Con Oré, Watson y Kevin Langschwager planificamos la carrera. César arrancó porque él participó en el campeonato del 2012.

¿Y llegaste a manejar?
Por supuesto, durante hora y media, cuando Oré me cedió la posta y casi en horario nocturno. Íbamos segundos, continuando luego Watson y Kevin, para totalizar 250 vueltas contra las 263 de los ganadores Javier Cárdenas y Óscar Pinillos. Un buen resultado tratándose de nuestro debut.

¿En un partido de fútbol a todo dar, cuánto bajabas de peso?
La verdad, porque corría mucho, terminaba con dos o tres kilos menos.

¿Y participando en las Seis Horas…?
Sudé mucho porque el traje no era de verano y sí un poco pesado. Un sudor más de lo normal pero dentro del auto no te das cuenta porque estás gira que gira; pasando autos y sin perder la concentración, con ritmo y muy concentrado. Casi como en el fútbol. Debí bajar 4 kilos.

¿Dónde se cometen más infracciones, en el fútbol o en carrera de autos?
Debe ser más en el fútbol porque hay más contacto. En los autos también, pero más tranquilo porque hay que cuidar el auto. Mucho más cuando hay tantas vueltas que cumplir y tienes que protegerte mucho.

Aparte de los nervios de acero, ¿qué se requiere para ser un buen corredor de autos?
Te tiene que encantar, haberte gustado siempre, tener condiciones, me imagino; y sin ser buen piloto, reunir un mínimo indispensable de condiciones. Después vas ganando experiencia con tu habilidad si eres rápido o no.

“NO QUIERO IRME DEL FÚTBOL”
¿No piensas seguir jugando fútbol?
Por supuesto que sí. Me estoy entrenando por mi cuenta. No cerré trato con ningún equipo en mes y medio. Mucha gente cree que soy mucho mayor porque empecé a jugar bastante joven y porque toda la vida usé barba. El lunes último recién cumplí 28 años. Y yo siempre me cuidé, tengo buen estado físico y espero que salga algo. Espero sí cualquier propuesta pero no está en mis planes irme del fútbol. Quiero volver a las canchas.

Has defendido 13 clubes, jugaste en Georgia, Bélgica, España y Ecuador, ¿qué más te falta?
Justo pensaba en eso. No tengo tantos años pero muchos equipos, pretemporadas, concentraciones. Jugué en dos selecciones Sub 20, una Sub 23, la de mayores también porque Markarián me llamó cuando jugaba en Quito. Antes fue Ternero y luego Chemo. El futbol me dio nivel y madurez. Vivo superagradecido al fútbol.

¿Cuántos goles has marcado?
Nunca llevé la cuenta pero debo andar por los 60 o 70.

El delantero al que siempre quisiste imitar…
A Gabriel Batistuta. Un ‘9’ como yo, aunque a mí me tocó ir por todos los sectores del campo.

¿Y en el automovilismo a quienes admiras?
Acá a Cristian Kobashigawa y por fuera a Kimi Raikkonen y en el pasado a Nigel Mansell y Ayrton Senna.

¿A qué arquero le hiciste más goles en un solo partido?
Jugando por Alianza en Matute le marqué cuatro al Cienciano con Óscar Ibáñez en el arco.

¿Qué panorama ves en la selección de Markarián en lo que restan las Eliminatorias?
No es nada fácil pero todos debemos seguir empujando para adelante. Hay que jugar hasta lo último y a Chile necesitamos ganarle como sea.