Los jugadores que perdieron los clásicos por nocáut

Víctor Píriz Alves, Leandro Fleitas y Juan Carlos Kopriva fueron el saldo lamentable de los ‘U’-Alianza en los últimos 16 años

YouTube

Esta no es una recopilación grata, pero son cosas que ocurren en una cancha de fútbol y, en algún caso, también podrían repetirse en un ring de boxeo. Tres casos, tres, de jugadores que han acabado tendidos en el césped de un estadio después de un golpe fulminante.

Víctor Píriz Alves vs Leandro Fleitas
10 de noviembre del 2010
Un balón dividido. Muchas ganas de llegar a él. La ‘Máquina’ estiró el pie para despejar y se llevó pelota y cráneo. Producto de la inercia, Víctor Píriz, se deslizó de espaldas por el campo y luego quedó inmóvil. La escena hasta recordaba casos más trágicos: Miguel Torres se agarraba la cabeza mientras los médicos trataban de reanimar al jugador que ya tenía un collarín puesto mientras la ambulancia ingresaba al campo para evitar movilizar a un futbolista que podría tener una lesión complicada. Al final, y luego de tres minutos que parecieron eternos, Víctor Píriz el mismo jugador que llegó con el estigma de estar lesionado y se ganó un lugar en el equipo fue embarcado rumbo a una clínica local de donde salió horas después con un diagnóstico de conmoción cerebral por un traumatismo carneo encefálico. Sus tomografías y radiografías salieron limpias, pero aún hay que esperar para que vuelva a las canchas. En el hospital se enteró que el partido había quedado en empate.

Leandro Fleitas vs Carlos Galván
13 de diciembre del 2009
El ímpetu del último clásico de ese año el que definía al campeón fue el culpable. Carlos Galván y Leandro Fleitas chocaron sus cabezas a casi tres metros de altura y cayeron. El ‘Negro’ acabó con la nariz rota y la ‘Máquina’ con el cráneo partido en tres. Hospitalizado, Fleitas hasta convulsionó. Feliz y milagrosamente se recuperó y se convirtió en figura en el último clásico.

Juan Carlos Kopriva vs Jorge Amado Nunes
21 de mayo de 1994
El clásico lo ganó Alianza Lima pero el ‘Cenizo’ lo empató de un golpe. En medio de un clima convulsionado se dio la escena que todo el mundo tiene en la cabeza cuando se le menciona el clásico de Nunes y Kopriva: el paraguayo empujó a un jugador de Alianza que quedó tendido en el suelo, el árbitro Alberto Tejada le saca la amarilla y camina hacia el aliancista dándole la espalda. Es en ese instante en que el argentino le dice algo al paraguayo y este responde con un ‘cross’ de derecha que lo dejó tumbado en el césped. Nocáut. El asunto enardeció tanto a las barras que el juez tuvo que suspender ahí mismo el partido. A Nunes le dieron seis fechas pero se convirtió en ídolo, al punto que una bandera con la imagen del momento del golpe lo recibió cuando pisó el aeropuerto Jorge Chávez el 2006, cuando llegó a ponerse la camiseta de la ‘U’.