Leandro Fleitas: "Sería un orgullo llegar a ser ídolo de Alianza"

El argentino no quiere hablar con otros medios porque hace poco le sacaron una tapa con la camiseta de la ‘U’. Tiene contrato con Alianza hasta junio del 2011

Por: Elkin Sotelo

Alianza no gana el título y las críticas llegan desde todos lados y quizá uno de los pocos que se salva es Leandro Fleitas. Hace poco la tapa de un diario local lo sacó con una camiseta de la ‘U’ y desde entonces el argentino no quiere dar entrevistas. Con Deporte Total hace una excepción a su decisión.

¿Te verías en el futuro con la camiseta crema?
Ese es uno de los temas de conflicto con la prensa. Con el fanatismo que hay acá, a pesar de que yo solo le tengo miedo a la muerte, trataré de evitar cualquier cosa desagradable. Me puse a pensar si un hincha me amenaza estando con mi familia. Poco antes del clásico un diario me sacó una foto trucada y decían que yo quería jugar por la ‘U’ y eso no es cierto. Desde ese día no hablo con la prensa, solo hago esta distinción con El Comercio. Sin embargo, yo no sé lo que pasará en el futuro. Finalmente uno es jugador y los cambios de camisetas tienen que ser normales. Al final los hinchas lo llegan a olvidar a uno.

¿Has cortado relación con la prensa?
Hay mucha hipocresía y sacan porquerías… El otro día salió en un diario que me había peleado con Jayo en el clásico; “Pelea de pulpos” pusieron y eso no tiene ni una letra de verdad. Con Juan me llevo fenomenal. No respetan al jugador. Si alguien juega mal, le ponen que fue “desastroso”.

¿Crees que llegarás a ser ídolo en Alianza?
Sería un orgullo. Obvio que me gustaría, no voy a decir que no más allá de que sé que hay mejores jugadores. De a pocos la gente me muestra cariño, también a los compañeros. Yo solo quiero cubrir la necesidad de los hinchas que piden esfuerzo. Con eso se llega donde se llega. Estoy feliz en Alianza, lo malo es que no hemos salido campeones.

¿Es raro que un jugador que no es talentoso destaque en Alianza, club que prefiere a los virtuosos?
Los hinchas exigen que me entregue al máximo, pero ellos nunca entienden lo que arrastra el jugador; problemas con la plata, mamá, el hijo… la hinchada solo quiere resultados. A mí me sorprende que en todas canchas del Perú el estadio es todo de Alianza. Talentoso no soy, soy defensor. Tengo mis cositas, pero me salen pocas veces. Lo mío es temperamento y guapear. Siempre voy a ir hacia adelante.

¿Ya hubo algún compañero que tomó mal tu forma de ser?
No, yo muestro una rudeza, pero si me conoces, no soy malo. Trato de animarlos de buena manera, a veces con insultos como Jayo, como líder. Siempre aprendí de él. A veces me bajoneo y él me levanta el ánimo. Pero siempre hay que arengar. Yo insulto, pero no lo toman a mal.

¿Tuviste miedo de dejar el fútbol después del choque con Galván?
Temor no. Llevé la peor parte, pero nunca tuve miedo. El doctor me dijo que eso se curaba y por eso estoy acá. Ahora no siento nada. Yo entrené desde el día que le ganamos a Estudiantes por la Copa y eso que me habían dicho que espere seis meses. Solo esperé ocho semanas. Todos me dieron ánimo y hoy estoy acá sin secuela alguna de ese golpe trágico.

Hay jugadores que prefieren no ver los videos de sus lesiones. ¿Cómo es en tu caso?
Vi varias veces el video. Si yo hubiese visto que era Galván el que venía me hubiera cubierto, pero no lo vi. Todo me dicen que debí dejarle el codo y como solo vi que estaban Carmona y Montaño cerca, entonces bajé la guardia y me perfilé para cabecear sin pensar que Galván vendría como un tren. Pero no lo vi.

Sobre su renovación con Alianza y su probable nacionalización peruana, lea más en la edición impresa