Mucha estrella y poco fútbol tras el opaco debut de la ‘U’

Un análisis que muestra los motivos por los que los cremas solo se llevaron un empate sin goles ante Juan Aurich

Mucha estrella y poco fútbol tras el opaco debut de la ‘U’

ÁNGEL HUGO PILARES (@angelhugo)
Redacción online

Las frases que dejó Universitario en el inicio del torneo son las mismas que se repitieron en el 2010 cada vez que no se pudo ganar en casa. “No vinieron a ganar, todos se tiraron atrás”, dijo anoche el chileno Álvarez. Es cierto, Juan Aurich defendió ayer con los 11 metidos en su cancha y se llevó un punto valioso del Monumental.

Esa es la fórmula para dejar a la ‘U’ con bronca, pero es la fórmula que utilizan todos los visitantes ante locales poderosos. Así le juegan al Barcelona en el Camp Nou, pero la orquesta blaugrana se da maña para ganar, gustar y golear.

Es imposible pedirle tanto a Universitario, pero bastaría con que sepa quedarse con los tres puntos en casa y no repetir viejos discursos. Aquí algunas de las razones de un debut opaco:

1. El hermano Pablo. Pablo Vitti acabó cansado. No como si hubiera jugado un partido de fútbol, sino como si lo hubieran obligado a correr sin rumbo por todo el campo durante 90 minutos. Jugó en la primera línea de volantes y para llegar al área debía recorrer tanto terreno que hacia el final del partido su respiración era terrible.

2. Desesperación. ¿Quiere ganar en el Monumental? Apunte la receta: dos defensas centrales destructores, un arquero seguro. Al resto póngalos a correr, patear y quitar pelota. No garantizamos un derroche de táctica, pero sí que hay una propensión terrible de los jugadores cremas para desesperarse cuando les juegan así. No solo ocurrió anoche. Desde hace años Piero Alva termina los partidos diciendo lo terrible que es que los equipos vengan a tirarse atrás en el coloso crema.

3. Sin salida. A Chemo le gusta la velocidad por las bandas, pero para llegar a los últimos metros es necesario hacerlo con orden. Damián Ísmodes fue desapareciendo y el chileno Álvarez acabó como delantero sobre el final del partido.

4. Triste debutante. La última vez que ganó la ‘U’ su primer partido del año fue en 1999. En la visión de la tribuna eso puede significar que los cremas arman equipos para toda una temporada y que se puede soportar el hecho de no ganar. Pero también podría ser visto como pánico escénico.

5. No fue Uno. La ‘U’ arrancó el año con una decepción. Cuando todos esperaban un triunfo trabajado en función de lo que podían aportar sus individualidades, el equipo crema no fue capaz de armar un conjunto y se vio desconectado entre sus líneas. Fano peleó arriba en solitario, Alva jugó enterrando la cabeza, Pedro García no se define entre el mediocampo y el ataque, y hasta Morel, el hombre que tenía la responsabilidad de comandar al equipo cuando se fue Vitti, vivió rematando de fuera del área y nada más.