No gracias: Muricy Ramalho rechazó dirigir Brasil y hasta Lula se sorprendió

El entrenador decidió quedarse en el Fluminense en lugar de reemplazar a Dunga en el camino al Mundial del 2014 que organizará el país sudamericano

No gracias: Muricy Ramalho rechazó dirigir Brasil y hasta Lula se sorprendió

“Es con mucho orgullo y respeto que informo a todos que el técnico Muricy Ramalho seguirá en el Fluminense para cumplir su compromiso con nosotros”, anunció el presidente del club carioca, Roberto Horcades, en una rueda de prensa concedida en Río de Janeiro, mientras el entrenador comandaba una práctica del equipo.

El dirigente reveló que la decisión de Ramalho fue comunicada al club por su agente, quien aseguró que el entrenador firmará en los próximos días la prórroga de su contrato con el equipo hasta diciembre de 2012.

“Él es una persona que cumple sus acuerdos y el Fluminense no tiene intención de liberarlo. No tuvimos que convencerlo de nada. Fue una charla sencilla”, expresó el vicepresidente de fútbol del Fluminense, Alcides Antunes.

HASTA LULA SE PUSO TRISTE
La decisión de Ramalho sorprendió a todos en Brasil, incluso al presidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien poco antes del anuncio había dado como seguro el fichaje del entrenador.

“Supe hace poco que han elegido al nuevo entrenador de la selección, y que es Muricy. Fue una buena elección, incluso porque no sería bueno que fuera Mano Menezes, porque lo sacarían de mi Corinthians y ello me pondría triste”, expresó el mandatario, durante una visita a la ciudad nororiental de Feira de Santana, en el estado de Bahía.

El propio presidente de la CBF había dejado en claro que no tenía dudas de que Ramalho aceptaría el cargo: “Él conoce nuestro proyecto, está de acuerdo, quiere venir para la selección brasileña”, dijo en una entrevista a la red televisiva brasileña Globo luego de presentar oficialmente la oferta a Ramalho, en una reunión de dos horas realizada en la mañana de este viernes en un club de golf de Río de Janeiro.

La CBF no comentó de inmediato la decisión de Ramalho y tampoco reveló si tiene en vista a un sustituto, para anunciar el lunes próximo la nómina de jugadores convocados para el amistoso del 10 de agosto con Estados Unidos, en Nueva Jersey.

DIFÍCIL SITUACIÓN
El rechazo de Ramalho deja en una difícil situación a la CBF, que a comienzos de este mes se desvinculó de Dunga, dos días después de la derrota por 2-1 ante Holanda que eliminó a Brasil en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010.

En esa oportunidad, el portavoz de la CBF, Rodrigo Paiva, dijo que la entidad tenía prisa en designar a un nuevo técnico para poner en marcha un trabajo de renovación de la selección brasileña y formar un equipo capaz de conquistar el “hexacampeonato” en el Mundial de Brasil 2014.

“Dentro de cuatro años, Brasil organizará un Mundial de fútbol, y tendrá que hacerlo por lo menos tan bien como el de Sudáfrica y además, tendrá que conquistar el título. Hay que empezar a trabajar desde ahora, porque sólo tendremos partidos amistosos para prepararnos”, advirtió Paiva.