Pablo Vitti afirmó molesto que “el partido se calentó porque el árbitro no supo manejarlo”

Mientras tanto, el gerente santo Álvaro Barco dijo que el Heraclio Tapia, donde se jugarán partidos por Copa Libertadores, no está hecha para ese tipo de partidos

La molestia de Pablo Vitti al finalizar el encuentro ante León de Huánuco no tuvo que ver solo con la herida que mostró en la canilla tras una falta. El jugador también salió visiblemente molesto con el arbitraje del juez Manuel Garay.

“El partido se calentó porque el árbitro no supo manejarlo”, señaló el jugador.

“Se hizo justicia con el empate. Ellos no merecían ganar. Nosotros vamos a ganarlo en casa. Ellos perdieron a Rodas, nosotros a Arriola. A nadie le conviene”, añadió.

“Este estadio no está para un partido de esta magnitud, no hay la cantidad de salidas que se necesitan para la cantidad de gente que vino. ¡El estadio ha estado repleto!”, denunció por su parte el gerente santo, Álvaro Barco.

“No voy a quejarme ante ninguna entidad pero el León debería evaluar hacer mejoras en su estadio”, sentenció.