"El penal más largo del mundo" se pateó en el Perú

Entre el cobro y el gol transcurrieron 17 minutos, el tiempo que el portero Haruki Kanashiro tardó en calentar en el Alianza Lima-León de Huánuco

CMD

Sucedió en el estadio de Alianza Lima, como si fuera una escena extraída del cuento El penal más largo del mundo, de Osvaldo Soriano. Esta pena máxima durante el encuentro que ganó Alianza Lima a León de Huánuco en Matute, bien puede entrar en los libros de los récords Guinness

Todo se inició al minuto 47 con un golpe del portero Jaime Muro a José Carlos Fernández y acabaría con el balón alojado en el arco de León de Huánuco. Sin embargo, lo que ocurrió en aquellos 17 minutos entre el cobro y el gol de Montaño es como para escribir un cuento.

Fernández anotó a los 45 minutos el 2-1 tras un grosero error de Muro. Poco después ambos coincidieron en una jugada que marcaría este partido: el golero del cuadro huanuqueño ganó por alto a ‘Zlatan’ y, mientras el balón estaba en juego, ambos forcejearon en el piso hasta que Muro empujó al atacante por la cabeza.

Alertado por su cuarto oficial, Caballero cobró penal y expulsó a Muro. La odisea empezó cuando Haruki Kanashiro, el portero suplente, tuvo que ingresar. El técnico Franco Navarro exigió que el golero caliente, cosa que se alargó hasta que la gente de Alianza Lima empezó a reclamar e incluso se inició una pelea entre jugadores de ambos equipos.

Si bien el reglamento no contempla que el portero pueda calentar tanto tiempo, lo cierto es que la primera recomendación de la FIFA para los árbitros de un partido es privilegiar en el bienestar de los jugadores. Bajo esa premisa, si un jugador requiere tiempo para calentar y evitar una lesión, es deber del juez otorgárselo, aunque depende de su criterio el saber cuánto tiempo debe otorgar.

La historia culminó con un penal bien pateado por Montaño que acabó alojándose, por fin, en el fondo de las redes.