Peñarol y Cerro Porteño ya están en semifinales de la Copa Libertadores

El equipo ‘mirasol’ eliminó a la U. Católica de Chile, mientras que los paraguayos se impusieron a Jaguares

(Video: ATV/Foto: Reuters)

Gracias a un gol de Fabián Estoyanoff a seis minutos del final, Peñarol avanzó el jueves a las semifinales de la Copa Libertadores pese a perder 2-1 ante Universidad Católica.

El cuadro uruguayo había vencido 2-0 en el duelo de ida la semana pasada en Montevideo, y el tanto de Estoyanoff resultó ser clave para establecer un 3-2 en el marcador global.

Peñarol enfrentará a Vélez Sarsfield en las semifinales. Es la primera vez desde 1987 que Peñarol pasa a la semifinal. Ese mismo año ganó la última de sus cinco coronas en el torneo.

Católica se puso en ventaja a los 17 minutos mediante un tiro cruzado de su volante Fernando Meneses. Roberto Gutiérrez hizo el segundo a los 71 para un transitorio 2-2 en el global.

Gutiérrez, que había recién ingresado en el ataque chileno, marcó el segundo de Católica. Al recibir el balón de espalda al arco, se dio vuelta y con un fuerte tiro cruzado.

Con la posibilidad de clasificar directamente con un gol más, Católica redobló sus esfuerzos ofensivos, pero Peñarol se defendia bien y contraatacaba. Estoyanoff se encargó de sentenciar cuando recogió solo un centro desde la derecha y descontó, asegurando la clasificación de su equipo.

CERRO PORTEÑO ELIMINÓ A JAGUARES
Cerro Porteño de Paraguay derrotó esta noche a Jaguares de México por 1-0 y es el cuarto semifinalista del torneo más importante del campeonato.

El único gol del partido fue convertido por el zaguero Pedro Benítez, a los 70 minutos, al conectar de cabeza un rechazo fallido de un defensa mexicano.

La clasificación del equipo paraguayo, que se cruzará con Santos de Brasil en las semifinales, se basó además en el empate 1-1 obtenido en el partido de ida, jugado la semana pasada en Chiapas.

Los argentinos Jonathan Fabbro y Roberto Nanni fueron nuevamente dos de las figuras destacadas de Cerro Porteño, además de la seguridad que siempre ofreció el portero Diego Barreto para impedir por lo menos en dos ocasiones la caída de su valla.