Pocho Alarcón buscará el futuro de Wilmer Aguirre en Argentina

El presidente blanquiazul pretende que Ángel Cappa se interese en llevarlo a River Plate. Costas repetiría la oncena mañana contra Gálvez

Hoy Pocho Alarcón le dará un apretón de manos a Wilmer Aguirre y se despedirá de él mirándolo fijamente, mientras se saborea y el delantero se refleja en los ojos del dirigente como un signo de dólar que oscila. El futuro pinta muy bien para el ‘Zorrito’ y está claro que muy lejos de Matute.

Alarcón adelantará su viaje a Argentina —el resto del equipo volará el domingo— porque recibió el interés de un club que preguntó por el 15 de Alianza, quien brilla en la Copa Libertadores y que es el objeto de deseo del momento.

En La Victoria no dan muchos datos sobre los equipos que hicieron llegar su propuesta, pero según allegados a la directiva uno sería Lanús que —incluso— ya tuvo un contacto con el representante Raúl Gonzales para conocer las expectativas del ‘Zorrito’ por cambiar de camiseta cuando se abra el libro de pases en otros países.

Pero el viaje de Alarcón tendría otras visitas importantes en Buenos Aires y que tienen que ver con la reciente firma de Ángel Cappa en River Plate. La reforma que pretende el técnico en el club millonario podría alejar al atacante Ariel Ortega por sus conocidos desórdenes y Pocho tiene como objetivo generar el interés en el importante club argentino.

El optimismo parte de que Cappa siempre ha confesado ser un admirador del fútbol peruano y cada vez que pudo llevó o recomendó a jugadores de esta tierra: en el 2003 llevó a Racing a John Galliquio, acto seguido recomendó a Johan Sotil a Rosario Central que dirigía César Luis Menotti (aunque no se hizo el pase) y el año pasado consultó la posibilidad de que Huracán contratase a Raúl Fernández, pero por lo económico fue imposible.

Aguirre es la principal carta de presentación de Alarcón de las figuras que tiene Alianza en stock, pero también ofrecerá a José Carlos Fernández y Joel Sánchez a grupos de empresarios.