Pocho Alarcón, el ‘especialista’ de Alianza en congelar jugadores

Luis Trujillo sufre hoy lo que vivieron Aldo Corzo y Joel Sánchez. La queja de maltrato del ídolo César Cueto es la cereza en el postre

Pocho Alarcón, el ‘especialista’ de Alianza en congelar jugadores

DAVID HIDALGO JIMÉNEZ @DavidsCreator
Redacción Online

Ya sea por maltrato laboral o por deudas, los enfrentamientos entre jugadores de Alianza Lima con el presidente Pocho Alarcón ya se han vuelto una fea tradición en el club victoriano. Lo peor es que hasta ídolos como César Cueto y José Velásquez se quejan de haber sido maltratados por los directivos de la institución a la que entregaron sus mejores años de fútbol.

Luis Trujillo es uno de los jugadores que ahora sufre las consecuencias de exigir que se le pague puntualmente su sueldo. El lateral formó parte de la pretemporada 2012, fue presentado junto al plantel y jugó como titular ante Cerro de Uruguay. Era, sin duda, una pieza clave en el equipo de Pepe Soto, pero luego de ventilar su decisión de irse del club por deudas, fue borrado de la lista de Copa Libertadores y del primer equipo.

Trujillo ha pasado a formar parte del grupo de ‘congelados’ por Alarcón, con la complicidad de la directiva íntima y el silencio cómplice de Pepe Soto: “Chicos, pregúntenme de fútbol. De ese tema (Caso Trujillo) que hablen los dirigentes”, dijo el DT en la última conferencia, antes de partir hacia Paraguay para enfrentar mañana a Libertad.

Paolo Hurtado, la joven promesa íntima, estuvo a medio paso de dejar el club también por deudas. Se dice que Pocho Alarcón dio un paso atrás porque, según pudo conocer elcomercio.pe, el ‘Caballito’ enfrentó en una acalorada discusión al presidente cuando este quiso amedrentarlo.

VIEJAS MAÑAS
Desde el 2009, tras el lío generado por Aldo Corzo cuando negoció su pase con la San Martín, la práctica de congelar jugadores es parte de la política de la directiva de Pocho Alarcón. La Comisión de Justicia de la FPF (CJ-FPF) terminó dándole la razón al actual lateral de la San Martín.

“Llegaremos hasta las últimas instancias”, vociferó aquella vez Pocho Alarcón, pero todo quedó en una artimaña para las cámaras de TV.

Cómo olvidar todo lo que padeció Joel Sánchez, figura con el equipo íntimo en la Copa Libertadores 2010, pero que sorpresivamente fue postergado en el 2011 cuando se rehusó a extender su vínculo contractual. Como castigo no fue llevado por el DT a la pretemporada en Argentina y pasó a ser arrimado al rincón más frío del club victoriano. Finalmente, la CJ-FPF le dio la razón a Joel Sánchez y este consiguió su libertad para fichar por San Martín. Meses después se libró de ser atacado por el asistente técnico de Gustavo Costas en un partido entre blanquiazules y santos.

Leandro Fleitas exigió en noviembre del año pasado el pago de sus sueldos atrasados. Aquella vez se reveló y no viajó con el grupo a Huánuco y eso le costó ser echado del club este año a pesar de tener contrato hasta el 2013. Amilton Prado, uno de los que también alzaba la voz exigiendo sus derechos, no siguió en la institución.

¿EL MALTRATO NO TIENE FIN?
Hoy, junto al caso de Luis Trujillo también se revisa en la CJ-FPF la salida de Óscar Vílchez, quien dejó el club afirmando que fue víctima del maltrato de Guillermo Alarcón y su directiva. “Yo lamento que se haya informado equivocadamente. Él (Vílchez) ha sido despedido del club por falta grave”, replicó Alarcón al respecto.

A todo lo antes dicho habría que sumar el caso de Roberto Ovelar. El ‘Búfalo’ llegó el 2009, no jugó mucho por una serie de lesiones y, sin una explicación, el 2010 no fue tomado en cuenta en la foto oficial del equipo a pesar de tener contrato. El paraguayo hizo respetar su contrato, Alarcón no tuvo alternativa, y el 2011 cerró un gran año marcando 14 goles en la Copa Movistar.

Pedro Aparicio también dejó el club tras ser congelado varios meses. “El trato que me han dado no se le da a nadie. No te puedes olvidar de pagarle nueve meses a alguien”, se quejó el zaguero que hoy no tiene equipo.

No resulta extraño que los ex aliancistas Jefferson Farfán y Wilmer Aguirre tengan muy duras palabras contra Guillermo Alarcón. La ‘Foquita’ denunció no haber recibido más de US$200 mil que le debía entregar la directiva de Alianza como parte de su transferencia del PSV al Schalke 04. El ‘Zorrito’ se metió en un lío con su club San Luis por un pago de US$100 mil que le correspondían como comisión del pase al conjunto mexicano, y en el que también estuvo involucrado el titular blanquiazul.