¿Por qué la 'U' merece pasar a octavos de final de la Libertadores?

Con idea definida, invictos, aunque con pocas ocasiones en ataque, los cremas cerraron una buena fase de grupo: 10 puntos en 6 partidos

¿Por qué la 'U' merece pasar a octavos de final de la Libertadores?

Por Daniel Peredo

Me gustó Universitario ante Lanús. Tuvo energía, personalidad y firmeza. No en la bronca final sino en el desarrollo del juego. Se paró seguro, sólido, solidario, ordenado y comprometido. Ante un rival que busca imponerse a partir de la tenencia de balón, que lo usa para defenderse y luego convierte la posesión en peligro, supo neutralizarlo, redujo espacios, cortó caminos y, en el final, lo superó. Otra vez faltó gol.

El plan era jugar lejos de Fernández. La ‘U’ no es un equipo defensivo, aunque sabe defender. Parece lo mismo, pero no es igual. Sabe defender porque los delanteros son los primeros que trabajan en marca, porque presiona en bloque para recuperar lo más pronto posible y porque, con físico y atención, no deja recibir con libertad a los mejores contrarios. Nunca se cuelga del arco.

Reynoso ratificó capacidad. Formó un equipo competitivo. Eligió un estilo, convenció a los futbolistas y ejecutó la idea. Todos sabemos a qué juega. Decir que defiende mejor de lo que ataca no es una ofensa. Solo una descripción. El problema es de algunos comentaristas. Su gusto por otra idea no les da derecho a descalificar las demás. Nadie es dueño de la verdad, menos en fútbol.

El sudor cotiza en la bolsa. Universitario hace diferencias en estado físico. Corriendo como corre la “U” estamos más cerca del rigor competitivo, de equilibrar resultados ante adversarios de clase. Esta campaña mejora la anterior: 10 puntos, invicto, el arco menos vencido; ningún rival lo superó en el marcador y menos en el juego. Hace poco los clubes peruanos en Copa eran una calamidad: frágiles, lentos, últimos.

Una crítica a Reynoso y su elección individual. Por Calheira, trajo a Píriz. Fue como cambiar seis por media docena. Los dirigentes no se salvan. El vuelo a Buenos Aires fue un papelón. Ningún club serio demora 15 horas un viaje de 4. Hay que crecer a todo nivel. Clasifique o no, la “U” ya avanzó en la Libertadores. Tiene identidad y pudo competir. Más allá de apetitos electoreros, Reynoso debe seguir.