Reimond Manco y el alcohol, una triste coincidencia que se hace constante

En los últimos tres escándalos del futbolista, en Trujillo, Juan Aurich y Atlante, el consumo de licor estuvo presente

Reimond Manco y el alcohol, una triste coincidencia que se hace constante

DAVID HIDALGO JIMÉNEZ @DavidsCreator
Redacción online

Solo dos meses después de haber sido prestado por Juan Aurich al León de Huánuco, debido a temas disciplinarios, Reimond Manco (21 años) volvió a protagonizar un incidente por el que fue intervenido por la policía y luego llevado a la fuerza a una comisaría de Trujillo. “Sé que lo que yo digo no me lo van a creer”, ironizó el ‘Rei’, quien probó la gloria y caída en cinco años de carrera. Esta vez sumó su tercer escándalo asociado al consumo de alcohol.

Según el video que fue difundido anoche por el programa “Magaly TV”, Reimond Manco se encontraba en un evidente estado de ebriedad cuando le reclamaba una oportunidad a su pareja Fiorella Alzamora, en el ‘lobby’ de un hotel en Trujillo ante la presencia policial.

“Disculpen la palabra, no me jodan. Están jodiendo demasiado. Yo no puedo pelearme con mi mujer porque al toque están que joden y joden”, dijo Manco ayer a su llegada a Lima. Aunque lo que realmente le debería preocupar al futbolista —y a su entorno— es que el consumo de alcohol también desencadenó su salida de Juan Aurich y su expulsión del Atlante de México.

“Estaban con visibles síntomas de ebriedad”, afirmó la policía de Trujillo sobre Manco y su pareja. “Nosotros fuimos a cenar, pero a estar borrachos o como ellos dicen, es un tema de exageración”, respondió el jugador.

PROBLEMA DE ALCOHOL
En enero, Reimond Manco fue separado de Juan Aurich por razones que el club nunca se encargó de esclarecer, pero extraoficialmente se supo que el técnico Diego Umaña no lo quería más en el equipo porque el delantero llegó a entrenar en evidente estado de ebriedad. El club chiclayano es dueño de la carta pase del ‘Rei’, solo busca venderlo, y por eso se entiende por qué ‘blindaron’ su salida del club.

En marzo del 2011, hizo un abandono repentino del Atlante de México luego de hablar de un supuesto secuestro. El hecho fue desmentido de inmediato por el presidente del club y el técnico del Atlante quienes atribuyeron el caso a una indisciplina del jugador por haber bebido alcohol y haber llegado a entrenar en estado de ebriedad. Por lo grave e inmanejable de la situación, el agente FIFA Raúl Gonzales dejó de representar al futbolista.

“Vamos a ver qué pasa en estos días. No quiero comentar nada porque después me van a tergiversar las palabras. Esperaremos que se pronuncie el club (León de Huánuco), y obviamente el Aurich que es el dueño de su carta pase, porque él (Manco) está a préstamo”, declaró hoy Ricky Schanks a elcomercio.pe, nuevo representante del atacante.

¿Qué tipo de ayuda debe recibir Reimond Manco?