La 'U' y Sport Boys lucharon hasta el final pero no pasaron de un 1-1

Ximénez infló las redes para los cremas a los 49 minutos de juego y Rossel igualó la cuenta a los 74’.Fue un partido no apto para cardíacos

(Video: Movistar TV/CMD)

Un final no apto para cardíacos. Digno para el análisis médico, mas no futbolístico. Sport Boys y Universitario quemaron hasta el último cartucho en los minutos finales en busca de un triunfo, pero finalmente igualaron 1-1 en el Callao. Las piernas se cansaron de correr, y la gente de gritar.

El primer tiempo fue muy impreciso. Demasiados pases errados y mucha falta en la mitad de la cancha. Apenas remates muy débiles para los arqueros Llontop y Morales. Sin embargo, a dos minutos del final, Henry Gambetta marcó un penal polémico. Ampuero se tomó con Honores y el árbitro señaló la falta.

Jair Iglesias se paró frente al balón, pero fue Llontop quien terminó festejando. Atajó el balón y la primera etapa culminó empatada a cero. Resultado justo por lo mostrado por ambos equipos.

Ya en la segunda mitad, la ‘U’ aceleró el paso. Salió decidido a ganar. Y apenas a los 49’, se adelantó en el marcador. Calcaterra recibió un pase por la derecha. Enganchó, y sacó un remate inesperado de zurda. Morales dio rebote y Flores, solo, cedió el balón para Ximénez, quien marcó el primer gol del partido.

Sport Boys se fue en busca del empate. Arriesgó y la ‘U’ no supo liquidar el partido. Y en la única jugada bien elaborada, los rosados encontraron el gol del empate. Orejuela entregó un pase en callejón para Rossel, quien descontó a Duarte y, de zurda, anotó por entre las piernas de Llontop.

Los rosados, empujados por el aliento de su hinchada, se fueron con todo hacia adelante. No obstante, el árbitro mostró la roja a Rossel Y Duarte. A partir de ahí, los espacios vacíos se hicieron inmensos. Y el partido se convirtió en un duelo de ping pong.

De ida y vuelta. Mucha emoción y empuje en las tribunas. Con los técnicos dentro de la cancha. Pero ninguno pudo desequilibrar el marcador. La ‘U’ por el egoísmo de Olascuaga, quien fue apedreado de adjetivos por parte de Chemo del Solar. Y Boys porque los cremas se defendieron con uñas y dientes. Fue empate a uno. Justo.