Cristal ganó 2-0 a Tigre y logró primeros tres puntos en la Libertadores

Sheput y Lobatón dieron el triunfo al equipo rimense, que mostró evidente falta de gol y falencias defensivas

Cristal ganó 2-0 a Tigre y logró primeros tres puntos en la Libertadores

Cristal cumplió con ganar. Sumó sus primeros tres puntos ante el argentino Tigre en la Libertadores. Pero no necesariamente jugó bien. Su principal problema fue la elaboración de jugadas en ataque. De hecho, los dos goles partieron de un balón detenido. En defensa, además, el equipo de Mosquera tuvo problemas para controlar a la ofensiva gaucha.

El primer tiempo de Cristal fue pobre en ingenio. La pelota pasó poco por los pies de Sheput y Lobatón, los creativos. Así todo se hizo más difícil. Esto obligó a Junior Ross a bajar hasta el centro del campo para elaborar jugadas en ataque. Fue el más desequilibrante, pero aun así Cristal generó poco o nada en la primera mitad.

Los rimenses tenía la posesión del balón, jugaban más en campo contrario que en el suyo, pero no generaban una sola clara de gol. Tal es así que el tanto llegó de balón parado. Renzo Sheput abrió la cuenta a los 29 minutos con un magistral lanzamiento. Luego Rengifo tuvo una en un mano a mano frente al arquero Albil pero erró. O más bien perdonó. Así se fue el primer tiempo. Con un Cristal dominante, un Penny espectador y un golazo de Sheput.

La segunda etapa fue totalmente distinta. Tigre adelantó sus líneas y eso permitió a Cristal tener más espacio para elaborar su juego. De ser dominador en la primera etapa, el equipo de Mosquera pasó a esperar para salir de contra. Pero nuevamente el gol llegó a partir de un balón parado. Y, claro, un ‘blooper’ del arquero argentino. Tras un centro de Sheput, Albil salió mal, despejó peor, y Lobatón le pegó en primera para ampliar la cuenta a los 58 minutos.

A partir del tanto los rimenses cuidaron el cero en su arco, aunque mostraron muchas falencias defensivas De hecho, si Tigre se hubiera animado a agrupar más hombres en ofensiva, otra sería la historia. El equipo argentino también perdonó en más de una ocasión. Pero lo de Cristal fue peor. Contragolpeó bien, pero siempre culminó mal. Primero en los pies de Ávila, luego de Arroé y también Valverde.

Sobre el final del partido Tigre se quedó con uno menos por la expulsión de su arquero Albil por una falta como último hombre contra Ross. Al final Cristal logró lo que quería: ganar. No convenció del todo, pero ganó. Los tres puntos eran necesarios. En la próxima fecha visistará a Libertad en Paraguay.