El técnico de la selección de vóley analiza el grupo de Perú en el Mundial

Kim Cheol-Yong asegura que Perú puede vencer a Argelia y Costa Rica y clasificar a la segunda fase. De ahí, espera llegar a semifinales

El técnico de la selección de vóley analiza el grupo de Perú en el Mundial

Por: Patrick Espejo
Desde Cusco

Aunque Kim Cheol-yong, más conocido como Mr. Kim, tiene un cuaderno con el que ha ido aprendiendo palabras básicas de español, todavía le resulta muy complicado elaborar una frase completa en nuestro idioma. Su inglés también es básico, por lo que para entender todo lo que quiere expresar hay que juntar un rompecabezas y sumarle un lenguaje de señas que ayude a descifrar lo que él quiere decir.

El técnico coreano fue presentado el 9 de febrero del año pasado, y desde entonces logró que la selección nacional pase de quinta a segunda en la Copa Panamericana y consiguió la clasificación al Campeonato Mundial de Mayores –el que comenzará el viernes 29 de octubre, cuando Perú enfrente a Argelia en el primer compromiso– y algunos otros triunfos como el oro en los Bolivarianos.

Hoy sabe que tiene un reto mayor: devolverle el papel protagónico a un país que todavía vive recordando los éxitos y las hazañas de una generación que alcanzó el cielo con las manos.

EL ANÁLISIS DE MR. KIM
Ayudado por la planilla del campeonato mundial, Mr. Kim se lanza a analizar a los rivales. Como se recuerda, Perú integra la llave A junto con Serbia, Polonia, Argelia, Japón y Costa Rica.

“Argelia y Costa Rica ganar. No problema”. Ganar dos partidos asegura, como mínimo, la cuarta colocación en la llave y el pase directo a la segunda ronda. Sin embargo, él se conformó con eso. ¿Y Japón? Mueve las manos, como diciendo que es una incógnita. Siempre suele ser un equipo rápido, defensivo, pero que en los últimos años no ha tenido buenos resultados.

¿Serbia y Polonia? Mueve las manos, como queriendo sembrar alguna duda. Lanza una frase en coreano y luego trata de traducirla. “Equipos muy altos”. Serbia fue rival del Perú hace cuatro años cuando la cita mundialista también se llevó a cabo en Japón. Aquella vez, nos vencieron 3-2 (25-23, 25-21, 20-25, 16-25 y 23-25), lo que dice que no son invencibles.

¿CÓMO LOGRARLO?
“Equipo necesita ser muy rápido”, dice, mientras Edwin Jiménez, su asistente de campo, interviene en la charla. “En los últimos dos meses hemos estado repitiendo los entrenamientos, dándole mucho énfasis a la recepción de saque. El profesor exige además mucha movilidad, quiere que todo el equipo esté en constante movimiento, que se trabaje no solo en la recepción, sino en buscar que el ataque rival no nos haga daño”.

Kim vuelve a tomar la planilla y señala: “Perú [puede] acabar segundo o tercero en [el] grupo”.

Eso nos llevaría a la llave E de la segunda ronda, en la que nos encontraremos con los cuatro mejores clasificados del Grupo D, en el que estarán Rusia, Turquía, Canadá, Corea, China y República Dominicana. ¿Cuáles son los más difíciles? Toma el lapicero y señala a todos menos Canadá.

“Pero si [las] chicas están fuertes, Perú… llegar lejos”. Señala semifinales y asiente con la cabeza. Ojalá que no sea un tema de interpretación, pero él afirma que Perú puede quedar, quizá, entre los seis mejores del mundo. El objetivo es ambicioso, pero siente que cuenta con el plantel necesario.

TRABAJO Y DISCIPLINA: ¿QUIÉN ES KIM?
El técnico coreano, que fue presentado el 9 de febrero del 2009 como entrenador de Perú, ha ejercido durante muchos años ese cargo en la selección de su país, con la que llegó a disputar tres juegos olímpicos. El último de ellos fue Atenas 2004.

Padre de dos hijos (el menor de ellos acaba de terminar el colegio y está por ingresar a la universidad), está buscando adecuarse a la Lima de hoy. Por ahora está acompañado de su esposa y es muy disciplinado con su empleo. En un año y medio quiere concentrarse en el trabajo y olvidarse, por el momento, de que el Perú no cuenta con todos los sistemas tecnológicos capaces de ayudar a que se eleve su nivel. En todo este tiempo se ha acriollado, come de todo, aunque él, como buen embajador coreano, no falta a un restaurante de su país ubicado en las primeras cuadras de la avenida Arenales.

Man Boc Park, hoy jefe de la unidad técnica de la federación, aseguró tiempo atrás: “Él es mucho mejor que yo”. La frase le da un crédito enorme a Kim. sus resultados comienzan a demostrarlo.

EL DATO
En el Mundial de Japón 2006, Perú acabó en el puesto 17 de la clasificación general.