La ‘U’ es un drama: el grupo está dividido ¿Se va Chemo?

Lo que faltaba en la ‘U’: el grupo está desunido. Todos decidieron no viajar a Chiclayo, pero algunos se reunieron con Pacheco y hubo marcha atrás

La ‘U’ es un drama: el grupo está dividido ¿Se va Chemo?

En la ‘U’ se rompió lo único que parecía quedar fuerte: el grupo de jugadores. El plantel está dividido desde el sábado por la tarde cuando se cambió el acuerdo inicial de no viajar a Chiclayo para jugar con Aurich. A pesar de que todos los futbolistas tomaron el avión, el equipo está quebrado porque un importante número de jugadores que había concluido no presentarse se sintió traicionado por algunos compañeros que volvieron a creer en la directiva y decidieron viajar.

El sábado por la mañana, el plantel acordó no volar a Chiclayo debido a los reiterados incumplimientos de los dirigentes. El gerente deportivo Enrique Sánchez se presentó en el último entrenamiento con el fin de convencerlos, pero como su credibilidad es nula le respondieron de mala forma. Los jugadores se retiraron a sus casas con una decisión que, en ese momento, parecía firme e irrevocable: “No vamos”.

Sin embargo, el presidente del club Julio Pacheco llamó a almorzar a su domicilio a seis futbolistas, entre ellos el capitán John Galliquio, Luis Llontop, Antonio Gonzales y Johan Fano. El directivo trató de explicarles que la decisión de no viajar iba a complicar aún más la insostenible situación de la institución y estos fueron persuadidos, aceptaron ir a Chiclayo y prometieron convencer al resto del plantel, sobre todo a los más jóvenes. Pacheco aseguró que luego del encuentro con los chiclayanos iba a pagar una parte de junio. No fue así.

El grupo de jugadores (entre ellos Rainer Torres, Galván, Revoredo y Rabanal) que mantenía inamovible la decisión de no presentarse se sintió traicionado con dicha reunión. Al final, cuando 13 futbolistas se habían comprometido con Pacheco a firmar las planillas, viajar y jugar el partido, a los demás solo les quedó aceptar el cambio de planes decidido por la mayoría. Sin embargo, la relación entre algunos referentes se rompió. Por un lado está Fano, por el otro Galván. Lo mismo sucede con Galliquio y Rainer Torres. “Pensábamos que con la salida de (Piero)Alva no iba a existir más divisionismo pero no es así”, contó un integrante del plantel.

Así está la ‘U’. A los problemas económicos, a la pérdida de puntos, a los malos resultados se suma ahora esta situación: El plantel se quebró. Y dicen, según una máxima en el fútbol, que sin grupo es imposible que exista equipo. Peor aún, algunas publicaciones señalan que Chemo del Solar habría renunciado y que este fin de semana ante CNI sería su último partido, pero el DT confió a su entorno que no se moverá del club hasta fin de año.