Leao Butrón y Juan Flores cumplieron 400 partidos en Primera División

De carreras contemporáneas, pero caminos diferentes, los dos se iniciaron con el mismo potencial para el arco

Leao Butrón y Juan Flores cumplieron 400 partidos en Primera División

Por Elkin Sotelo

Desde su nacimiento como goleros presentaban diferencias: uno, formado en un club serio y de prestigio como Cristal y el otro aparecido gracias a sus innegables cualidades para el arco apoyadas en su 1,96 metros, pero defendiendo la camiseta de un club que se iba al fondo del mar como el Ciclista Lima.

Leao Butrón y Juan Flores tuvieron su época de competencia por ser los abanderados de una nueva generación de arqueros peruanos. Ambos fueron suplentes de Miguel Miranda en la Copa América del 97, cuando Freddy Ternero elaboró la lista junto con Juan Carlos Oblitas. Diez años después los dos estuvieron nuevamente juntos en la Copa América, pero ya Leao era el dueño absoluto del puesto porque durante esa década había construido una imagen diferente a la de “Chiquito”, excesivamente apegado a la vida nocturna y a los escándalos mediáticos.

No podrá Flores argumentar que no se le dieron oportunidades. Por ejemplo, en el 2000, estaba para titular de la bicolor y fue capturado por la policía manejando en estado de ebriedad, a lo que argumentó haber salido a “comprar pan” casi a las 5.00 a.m. Después de eso, por sus esporádicas rachas interesantes en clubes chicos, fue convocado por distintos entrenadores, pero la afición poco a poco le perdió la fe. Eso sí, nunca le faltó trabajo porque sus condiciones siempre fueron suficientes para destacar.

Butrón se tardó algo más en asentarse como un arquero sobrio. Tuvo que dejar Cristal en busca de oportunidades, achicharrar su piel en Sullana y más tarde alcanzó la valla de Alianza Lima, donde fue campeón. Ahora es apreciado en la Universidad San Martín y no renuncia a salir a mostrarse en el extranjero. Su hoja de vida, limpia de ampayes y líos faranduleros, fueron siempre su mejor carta de presentación.

A PESAR DE TODO, HERMANOS
Finalmente, hay algo en lo que están igualados a pesar de que Butrón se fue por el camino del “bien” y Flores por el camino del “mal”. Ambos son los arqueros más expulsados del fútbol peruano.

Juan Flores tiene 13 expulsiones; su peor año fue en el 2003, en que lo echaron tres veces y Leao Butrón tiene 11 rojas hasta la que le sacaron el año pasado, cuando recibió tres meses de suspensión tras su expulsión ante Melgar en Arequipa por agredir —supuestamente— al juez Percy Rojas. Su peor año fue el 2006, en que fue enviado a las duchas tres veces aunque siempre argumentó su inocencia.

Ellos estuvieron el último fin de semana de aniversario porque atajaron su partido número 400 en forma simultánea. Ambos ganaron y siguen enarbolando la bandera que los caracterizó: uno metido en un club lleno de figuras polémicas y el otro disfrutando del sosiego de una institución que pretende ser modelo y con aspiraciones ambiciosas.

El dato
Flores tiene 34 años y Butrón 33