Universitario y Melgar empataron 2-2 en partido con final polémico

El encuentro fue suspendido a los 82’ por agresiones del comando técnico de Franco Navarro contra la terna arbitral por un mal cobro

(Video: TV Perú)

El partido entre Universitario y Melgar, cargado de emoción en los últimos minutos cuando empataban 2-2, tuvo que ser suspendido a los 82 minutos por protestas y agresiones del comando técnico y jugadores del FBC Melgar al juez de línea Jonny Bossio por cobrar mal un fuera de juego.

Universitario abrió el marcador a los 17’ a través de Raúl Ruidíaz luego de que los cremas realizaran a la perfección una jugada preparada que nació en un tiro libre. Saco-Vértiz se proyectó por derecha, recibió un pase de Rainer Torres y el lateral sacó un centro al ras que aprovechó bien la ‘Pulga’, quien alcanzó a ponerle el pie a la pelota para vencer el arco defendido por Leao Butrón.

Melgar estuvo cerca de encontrar el empate a los 24’, luego de que Federico García estrelló un remate de cabeza en el travesaño de la portería crema, pero la visita se fue al descanso con la ventaja.

En la segunda parte, Ruidíaz amplió el marcador luego de un centro de Rainer Torres para anotar de cabeza el 2-0. Melgar comenzó a desesperarse, Santiago Bezruk cometió una dura falta al creativo Christofer Gonzales y tuvo que ser expulsado por segunda amarilla. Parecía que todo se ponía cuesta arriba para los dueños de casa, pero en ese momento apareció el goleador argentino Bernardo Cuesta para ganarse el show con un doblete a los 76’ y 79’, tras lamentables errores de la zaga crema.

Melgar se le fue encima a Universitario en búsqueda de la remontada y es ahí que llegó el mal cobro del árbitro Iván Chang luego de que línea Jonny Bossio levantó el banderín por posición adelantada cuando Bernardo Cuesta partía solo hacia el área rival.

La repetición demostró que el jugador de Melgar estaba claramente habilitado, pero Bossio fue golpeado por la espalda por miembros del equipo y luego fue agredido por el técnico Franco Navarro quien lo tomó del cuello.

El árbitro Iván Chang, ante el visible descontrol en la cancha, decidió ponerle fin al partido. La terna arbitral tuvo que salir resguardada por la policía.