Wilmar Valencia y su difícil reto de dirigir otra vez a Alianza Lima

El estratega nacional, que también fue DT de Sporting Cristal (2003-2004), vuelve a tienda blanquiazul luego de siete años

Wilmar Valencia y su difícil reto de dirigir otra vez a Alianza Lima

Trabajador y entrenador serio son algunos de los calificativos que goza Wilmar Valencia, flamante técnico de Alianza Lima, que se encargará de dirigir al equipo por la temporada 2013. Ahora enfrenta el reto de devolver el protagonismo a los blanquiazules, en su retorno al club íntimo tras siete años, en un momento clave: Alianza necesita levantar cabeza.

Aquí un recorrido de su paso como técnico en dos equipos grandes del Perú: Sporting Cristal y Alianza Lima.

Sporting Cristal 2003-2004: Wilmar Valencia dirigía al primer equipo desde mayo (2003) de manera interina, tras la salida del brasileño René Weber, pero los buenos resultados le dieron el rédito suficiente para quedarse al mando del cuadro rimense. Ganó el torneo Apertura de ese año, pero perdió el título nacional ante Alianza Lima.

El técnico peruano tuvo una destacada actuación en la Copa Libertadores del 2004 y clasificó en el primer lugar a Cristal en la fase de grupos. En octavos de final cayó en los partidos de ida y vuelta ante el poderoso Boca Juniors, sub campeón del certamen continental de aquella vez. Sin embargo, fue destituido a mediados de ese año y fue reemplazado por el técnico argentino Edgardo Bauza, quien consiguió el título torneo Clausura.

Alianza Lima 2005: Valencia tuvo una destacada actuación como DT del cuadro íntimo, aunque fue breve y accidentada. Tras la salida del estratega argentino Rubén Darío Insúa por malos resultados, se hizo cargo del equipo pero presentó su renuncia luego de 18 encuentros (perdió 6, ganó 6 y empató 6). La razón fue un incidente disciplinario en el plantel, lo que originó diferencias con la directiva de blanquiazul.

El reto Alianza Lima 2013: Valencia no llega en el mejor momento institucional del club. Toma sus riesgos y asume una gran responsabilidad, con un presupuesto reducido pero en plena madurez profesional y una vasta experiencia en formar jugadores tras su paso por la academia Esther Grande de Bentín. Lo preciso para manejar a la mayoría de jóvenes jugadores que serán parte de Alianza Lima 2013.

¿Cómo crees que le irá a Wilmar Valencia?