Juan Diego Gonzales-Vigil: “Pude seguir en Perú, pero no me interesó”

El ‘Lobo’ prometió “poner el hombro” al ser presentado hoy de manera oficial en el Real Cartagena de España

Juan Diego Gonzales-Vigil: “Pude seguir en Perú, pero no me interesó”
El delantero peruano llegó la tarde del martes a Cartagena, ayer por la mañana entrenó en el estadio Cartagonova y luego de ello ofreció sus primeros minutos de fútbol en Campoamor en un amistoso frente al potente Dynamo de Moscú. Esta mañana, el propio presidente del club, Paco Gómez, presentó oficialmente al ex delantero de Alianza Lima junto a los otros refuerzos del equipo de la Segunda División española. “Al peruano le llaman de mil formas, ‘El Lobo’, ‘Chuck Norris’, el entrenador Juan Ignacio le llama Juan Diego, el representante dice que en su país es más conocido como Gonzales-Vigil o el ‘Lobo Vigil’, vamos que tiene toda una colección de nombres por llamarle y él dice que le da igual de una o de otra manera”, cita la nota de "Sportcartagena.es":http://is.gd/8a6Qv, resaltando además su buena disposición ante la hinchada ya que “sigue siendo el gran desconocido para la afición cartagenerista”. “En Cartagena me han recibido de maravillas y mejor aún en el vestuario. No podía esperar un mejor recibimiento del que he tenido”, dijo Juan Diego. Frente a los rusos jugó una hora “y para hacerlo en partido oficial ya tengo que ganarme el puesto. Estoy a disposición del ‘mister’. Reconozco que me tengo que adaptar, pero esa adaptación tiene que ser rápida. Vengo a poner el hombro en este equipo que marcha tan bien en La Liga”, agregó. “¿Pudo continuar en Perú y en su actual club?”, preguntó Sportcartagena.es. “Sí, pude seguir en Perú, pero no me interesó. Me convenía salir y preferí al Cartagena”, señaló Gonzales-Vigil. “Soy delantero de toda la vida y siendo así es importante saber y poder rematar utilizando la cabeza. Pero lo que digo es que va a estar complicado que comience de principio a jugar; el equipo al que vengo está muy bien y debo ganarme una plaza”, concluyó.