ANÁLISIS: el bloqueo, el problema que arrastra la selección de vóley desde hace dos décadas

Raúl Tola, conductor de TV y columnista de vóley de El Comercio, da su punto de vista sobre los partidos de despedida de Perú en el Mundial de Japón

ANÁLISIS: el bloqueo, el problema que arrastra la selección de vóley desde hace dos décadas

*Por Raúl Tola*

Es triste terminar de comentar los partidos que la selección de vóley jugó en el Mundial de Japón con dos derrotas tan categóricas como las sufridas frente a Turquía y China. Contra Rusia y Corea el equipo había mostrado progresos notables en relación con la primera rueda, pero en este tramo final se retrocedió todo lo avanzado, y quizá algo más.

Como ha dicho Patrick Espejo citando a Leyla Chihuán, se sabía que a Perú no le sobraba nada. Para poder competir en este Mundial, las siete u ocho jugadoras que alternaban debían rendir al máximo de su nivel, y esto solo ocurrió en algunos pasajes del torneo. A pesar de las críticas, la columna vertebral del equipo estaba formada por las jugadoras más veteranas. Chihuán, Soto, Keldibékova y Zamudio, la armadora y las mejores atacantes eran irreemplazables, y lo demostraron.

Pero contra Turquía, Elena fue muy irregular y Patty estuvo irreconocible, muy controlada por el bloqueo y la defensa contraria. Con dos de sus cuatro pilares en problemas, Perú perdió fluidez en las combinaciones y contundencia sobre la net y eso, y la falta de recambio, explica en gran parte el descalabro.

Se le suma otro problema histórico que arrastra el vóley peruano desde al menos dos décadas: el bloqueo. Por falta de estatura, pero también de preparación. Las pocas veces que su saque comprometió la recepción turca, y las europeas tuvieron que conformarse con un armado alto, separado y previsible a la punta, no se pudo sacar ventajas. Todos los ataques se colaron a través del bloqueo peruano y facturaron puntos para el rival.

Peor aun era cuando Turquía entregó con comodidad el balón a la armadora Naz. Sus combinaciones, en su mayoría concluidas con ataques por posición 2 de la zurda Darnel, fueron indescifrables para el bloqueo peruano que nunca consiguió marcarla correctamente. En fin, varias deficiencias que se repitieron contra China. Ya habrá tiempo para un balance general más extenso y exhaustivo.