Argentina: hinchas lo fueron a ‘apretar’ y él los ahuyentó a punta de pistola

Un grupo de barrasbravas buscó el lunes al volante Román Díaz, del club Almirante Brown de la tercera división del fútbol argentino. Él sacó su 9 mm.

Argentina: hinchas lo fueron a ‘apretar’ y él los ahuyentó a punta de pistola

Buenos Aires (AP).- El vocero de prensa de Almirante Brown, Javier Chaar, admitió a la AP que el incidente existió pero dijo que Díaz “no sacó” ningún arma de fuego.

“Hubo discusiones y empujones pero la gente de seguridad del club puso fin a todo”, dijo Chaar.

La versión de Olé, convertida en principal noticia de primera plana, indica que unos ocho hinchas violentos buscaban tomarse desquite de Díaz ya que el futbolista habría golpeado el sábado a uno de ellos que lo increpó por su actuación tras un empate 1-1 ante Defensores de Belgrano.

Chaar dijo a la AP que el sábado “hubo una discusión grande con forcejeos y empujones” entre hinchas violentos de Almirante Brown y ‘El loco’ Díaz, como se le conoce cariñosamente en el ambiente del balompié a ese habilidoso jugador de 29 años.

Según Olé, el hincha golpeado y varios de sus “colegas” se presentaron el lunes a la práctica de Almirante Brown, que tiene su sede en la vecina ciudad de Isidro Casanova, y a su término, cuando los jugadores se iban en sus autos, encararon a Díaz.

TIPO DE ARMAS TOMAR
Olé destaca que apenas previó lo que podía pasar, Díaz gritó: “A mí no me van a patotear (amedrentar)”, y sacó el arma.

Fuentes no identificadas citadas por Olé dijeron que Díaz “agitó el arma haciéndose el pistolero y (el técnico Blas) Giunta y otro jugador se interpusieron, lo subieron al auto y se fue. También los barras dejaron el predio pero prometieron volver”.

Chaar dijo que el entrenamiento del miércoles fue suspendido por la lluvia.

Díaz y Giunta no pudieron ser ubicados por AP y Olé destaca que ninguno de ellos respondió a su llamado.

Díaz jugó en equipos tales como San Lorenzo, Lanús, Rosario Central, Atlas de México y Deportes Quindío de Colombia. En su carrera en Argentina metió 20 goles en 133 partidos.

Además de por sus dotes de habilidoso jugador, Díaz también fue noticia en otros tiempos, como en 2005 cuando admitió que iba a bailar con hinchas violentos de Rosario Central o cuando meses después, jugando para Almagro, se defendió a los golpes de barrasbravas que fueron a recriminarle por su actuación.