Atlético de Madrid perdió en el primer partido del "Kun" Agüero como padre

El argentino ingresó en el segundo tiempo del 0-1 ante Sevilla. El colombiano Amaranto Perea no terminó el partido tras sufrir un golpe en la cabeza

*Sevilla* (EFE).- El Sevilla, gracias a un gol de Jesús Navas a falta de tres minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, deja muy tocado al Atlético de Madrid, pues la victoria es de peso al afianzarse los andaluces como terceros en la tabla y a ocho puntos de un rival directo. El partido se vio condicionado desde el minuto cuatro en los planteamientos de ambos técnicos, pues el defensa colombiano del Atlético Luis Amaranto Perea y el centrocampista marfileño del Sevilla Ndri Romaric se tuvieron que retirar del terreno al sufrir entre ambos un aparatoso choque de cabezas. Perea fue sustituido en el lateral derecho por el griego Giorgios Seitaridis y Romaric por Diego Capel, lo que sí trastocó el esquema del Sevilla, pues el joven extremo internacional ocupó en principio la banda izquierda y fue el argentino procedente del final Diego Perotti el que se colocó por el centro. Reanudado el choque, se vio a un equipo, el de Manolo Jiménez, que quiso tomar el mando pero que se encontró con un rival que apretó mucho en el centro del campo y que no dejó resquicios para que los locales encontraran la bandas. Además, el Atlético, con el argentino Sergio 'Kun' Agüero en el banquillo de inicio tras la intensa semana vivida por su reciente paternidad, buscó a su hombre más adelantado, el uruguayo Diego Forlán, para sorprender a la contra. La segunda parte se inició con dos equipos que buscaron no perder la posición en el campo y con precauciones para que sus porterías no pasaran por peligro, aunque con el avance del encuentro se animó algo el juego, pues el empate era poca renta, sobre todo para el Atlético en su intento de engancharse fuerte a los puestos de Liga de Campeones. Para ello, salió Agüero al campo con veinte minutos por delante y desde ese instante se vio un empuje intermitente del conjunto colchonero, de lo que se quiso aprovechar el Sevilla buscar la velocidad de sus bandas y también del argentino Lautaro Acosta, quien había ingresado en sustitución de su compatriota Perotti. De ese reparto de golpes, presididos por las imprecisiones, salió beneficiado el Sevilla a los 87 minutos, cuando Jesús Navas batió al argentino Leo Franco desde área chica y ya sin tiempo para la reacción visitante.