Botafogo venció 3-2 a Atlético Paranaense y clasificó a octavos

El equipo carioca se enfrentará en la próxima etapa con el Emelec de Ecuador por la Copa Sudamericana

*Río de Janeiro* (dpa) - El equipo de Botafogo se clasificó hoy a los octavos de final de la Copa Sudamericana, al imponerse por 3-2 sobre el Atlético Paranaense en la revancha del "duelo brasileño" disputado en el estadio olímpico Joao Havelange, de Río de Janeiro, y se medirá en la próxima etapa con el Emelec, de Ecuador. Los goles de la clasificación carioca fueron anotados por Lucio Flavio, de tiro penal, por Gabriel y por Wellington, mientras que Wesley y Nei descontaron para el "Huracán" de Paraná, que había igualado sin tantos el partido de ida jugado hace dos semanas, en Curitiba. En el primer tiempo, Botafogo y Paranaense libraron un duelo de bajo nivel técnico, especialmente por parte del equipo carioca, que acumuló errores de pase y no llegó a amenazar seriamente la meta adversaria. El primer susto para los locales vino en a los 13', en una combinación entre Raúl y Wesley, quien intentó definir con un disparo cruzado que rozó el travesaño. El Botafogo respondió en el minuto 19 a través de un ataque individual del joven Gabriel, que sembró pánico en la defensa del Paranaense, que sólo con mucha dificultad logró desarmarlo antes de que rematara a gol. A los 33', Wesley volvió a brillar y esta vez logró inaugurar el marcador en favor de los visitantes, al dejar por el camino a dos marcadores antes de definir con un tiro cruzado inatajable para el portero uruguayo Castillo, titular de la "Celeste Olímpica" pero quien recién hoy puso fin a un largo período en el banquillo de suplentes del Botafogo. En el último minuto de la etapa inicial, el delantero Reinaldo, del Botafogo, cayó en el área chica tras un choque con Bruno Costa, y el árbitro señaló un penal, que Lucio Flavió ejecutó con perfección para igualar el partido. Tras el descanso, el partido cambió, y los dos equipos libraron un duelo movido, parejo y rico en emociones. El Botafogo volcó el marcador a los 61' a través de Gabriel, quien definió con un cañotazo preciso un lanzamiento de Lucio Flavio. La hinchada carioca ya festejaba por anticipado la clasificación, cuando Nei volvió a igualar el partido a través de un golazo de tiro cruzado, a los 83', que calló las gradas. Pero el susto fue efímero, un minuto después, Wellington volvió a poner al Botafogo adelante con un disparo de pié izquierdo y selló la clasificación del albinegro carioca a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Tags relacionados

partido

octavos

botafogo

dramático