Caminos del Inca 2013: segunda parte del balance de la carrera más dura del país

Recuento de los sucesos más relevantes durante toda la semana de competencia de la prueba automovilística

Caminos del Inca 2013: segunda parte del balance de la carrera más dura del país

Caminos del Inca está lleno de sorpresas. No solo por el 1-2 de los hermanos Richard y Ronmel Palomino, sino también por algunos incidentes y otros casos que han vivido en estas cinco etapas de Caminos del Inca. Aquí les mostramos la segunda parte del balance de Caminos:

El choque. Diego Weber. Caminos del Inca está lleno de incidentes y choques. Se han visto golpes fuertes, pero como el que sufrió Weber, ninguno. Se trata de uno de nuestros mejores pilotos y nos representó de buena manera en el Rally Dakar, pero el despiste que sufrieron en Cusco hizo que su camioneta sufriera daños irreparables en la parte delantera. “Esto pasa cuando uno va con todo”, señaló en ese momento. Pudo ser su cuarta victoria, pero será para la próxima.

El extranjero. José María Rodríguez. No se trata de un piloto, sino del copiloto de Ronmel Palomino. Fue el foráneo que se encontró con la victoria. Incluso pudo salir airoso en la etapa Arequipa-Cusco, una de las más difíciles, donde él y Ronmel aventajaron al resto de pilotos por seis minutos o más. Ambos llegarán a ser compañeros de equipos, si Ronmel compite el próximo año en el Mundial.

La marca. De los 98 pilotos inscritos, 29 decidieron correr con un modelo de Toyota. Definitivamente es la marca preferida de los peruanos. Otra de las marcas que también tuvo una buena aceptación fue Mitsubishi (11). Actualmente es la actual campeona de los Caminos del Inca y llegó a su noveno triunfo desde el 2003.

La capital. Lima fue la ciudad cuna de la mayoría de pilotos que participaron en Caminos del Inca. 22 en total. No se puede dejar de lado a los pilotos cusqueños (11). Entre otros participantes, se encuentran corredores de Andahuaylas, Abancay, Arequipa, Huánuco, Cerro de Pasco, Huancayo, Ayacucho, Apurímac, Juliaca y Amazonas.

Poder femenino. Alejandra Baigorria y Susan Bradley fueron las mujeres en competencia. La primera como copiloto, mientras que la segunda al mando de un Toyota Auris. La hija de Henry Bradley, el máximo ganador de Caminos del Inca, llegó hasta Arequipa. No abandonó, solo decidió formar parte de la competencia hasta la primera etapa de recorrido.

El más constante. Waldir Reynaga fue el último en llegar a la prueba. Terminó en el puesto 52 con un tiempo de 32 horas con 5 minutos y 17 segundos. Su objetivo era terminar Caminos del Inca, pese a que manejó más de un día durante los especiales de las cinco etapas.