Caso Fleitas: otros jugadores sufrieron fracturas en el cráneo volvieron a jugar

Muchotrigo, Orejuela, Pizarro y hasta el checo Peter Cech retornaron al fútbol tras meses de recuperación

La "terrible lesión":http://elcomercio.pe/noticia/381115/fleitas-se-rompio-craneo-galvan-se-fracturo-nariz sufrida por el defensa argentino de Alianza Lima Leandro Fleitas (triple fractura de cráneo) no es la primera que ha ocurrido en las canchas peruanas. Otros jugadores como Claudio Pizarro, el ex jugador de Alianza Darío Muchotrigo y el ex delantero de la ‘U’ Carlos Orejuela, tuvieron que pasar por el quirófano para reconstruir alguna zona fracturada en su cabeza. Durante el la Copa América Perú 2004, en el partido que nuestra selección le ganó 3-1 a Venezuela, Claudio Pizarro soportó un grave cabezazo del defensa venezolano Alejandro Cichero. El resultado: fisura en el hueso temporal derecho del cráneo. La grave lesión alejó al delantero peruano de la Copa América y lo dejó fuera de las canchas por casi tres meses. Luego regresó y siguió ‘rompiéndola’ en el Bayern Múnich. Otro caso muy sonado fue el de Darío Muchotrigo. El otrora goleador blanquiazul venía jugando sus últimos años en Unión Huaral, cuando un fuerte choque con José Soto en un partido justamente contra Alianza en el Clausura 2006, lo noqueó. El grave encontrón le produjo cinco fracturas en el pómulo izquierdo y lo sacó de la cancha y del torneo. La gravedad de la lesión estuvo a punto de convertirse en tragedia, ya que Muchotrigo pudo perder el ojo. Al siguiente año, Darío regresó al fútbol. Un caso más reciente ocurrió el año pasado cuando Carlos Orejuela jugaba en la Universidad César Vallejo. El delantero, que ayer celebró el título con la ‘U’, tuvo que operarse el maxilar inferior luego de recibir sendos golpes a lo largo de varios partidos. Incluso, luego de una fuerte entrada del defensa Carlos Solís, Orejuela tuvo que operarse el ojo, lo que le ha dejado secuelas hasta ahora. *EN INGLATERRA* Pero estas graves lesiones no solo ocurren en el Perú. Tal vez, el caso más emblemático de los últimos años fue el del arquero checo del Chelsea, Peter Cech, quien en un partido contra el Reading por la Liga Inglesa, recibió un rodillazo en la cabeza y quedó inconsciente en plena cancha. El diagnóstico fue fractura y hundimiento del cráneo. La grave lesión que sufrió el portero lo alejó más de siete meses de las canchas. Actualmente juega con un protector similar al que utilizan los jugadores de rugby.