Los cracks brasileños regresan a sus orígenes

Ronaldo, Adriano y Fred protagonizan un contra éxodo desde la ‘Meca’ del fútbol

Los cracks brasileños regresan a sus orígenes
*Sao Paulo, (Agencias).-* Estos tres cracks mundialistas que han vuelto a sus países forman nueva tendencia de jugadores que priorizan sus orígenes ante el dinero que se mueve en el fútbol europeo, un fenómeno que está despertando el interés de las empresas que ven un nuevo campo de inversión. Quizá el cansancio por la presión en sus clubes, el desgaste con la prensa europea, los conflictos con técnicos y dirigentes, y la ausencia familiar o de amigos quizá motivaron el regreso de estos monstruos del fútbol que, incluso, se esforzaron por conseguir apoyo para pagar su incorporación. El grupo lo encabeza Ronaldo, bicampeón del mundo con Brasil (1994 y 2002) y máximo artillero del Mundial. A fines de 2008 firmó con el popular Corinthians de Sao Paulo --con el que se acaba de coronar campeón-- luego de terminar su contrato con el AC Milán y en recuperación de una seria lesión de rodilla que le alejó más de un año de los campos. Hoy suma 10 goles en 13 partidos y Dunga está analizando si lo llama a la selección. "Yo les diría (a los brasileños afuera) que jugar aquí es excelente. Es diferente ganar en reales (moneda local) que en euros, pero yo soy la persona más feliz del mundo jugando en Corinthians", declaró hace unos días el ‘Fenómeno’. Esta semana llegó el turno del ‘Emperador’ Adriano (27), quien el jueves fue presentado oficialmente en Flamengo, equipo al que volvió después de ocho años, tras una etapa de depresión por la separación con su novia en Rio, amagar con colgar los botines y rescindir con el Inter de Milán. Estará hasta 2010. Su salario lo pagará un patrocinador. Fred (25 años), otro goleador de selección, rescindió en marzo con el Olympique de Lyon francés --con el que ganó tres títulos-- y firmó contrato por cinco años con los cariocas del Fluminense. El apoyo privado fue vital. El ‘Flu’ también repatrió del alemán Hamburgo al volante ofensivo Thiago Neves. Otro caso es el del campeón mundial en 2002, el defensa Edmilson (32), que en 2000 fue del Sao Paulo al Lyon y tras pasar por el FC Barcelona y Villarreal, volvió al paulista Palmeiras.