La crisis mundial alcanzó al fútbol americano

Apenas a uno días de haberse celebrado el Super Bowl, varios empleados serán despedidos en una política por reducir costos que no incluye a los millonarios sueldos de los jugadores

La crisis mundial alcanzó al fútbol americano
*Boston* (DPA).- El colorido espectáculo del "Super Bowl":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/240222/pittsburg-steelers-ganaron-super-bowl se acabó, la lluvia de confeti cesó y el desfile del campeón, Pittsburgh Steelers, es historia: la liga de fútbol americano de Estados Unidos (NFL) ha vuelto al gris día a día de la crisis económica. Un total de 150 de los 1.100 empleados de la NFL viven sus últimos días de trabajo, ya que serán despedidos. Después de que la crisis financiera golpeara a la liga de baloncesto -la NBA- y la serie de automovilismo Nascar, ha alcanzado ya a la NFL. El comisionado, Roger Goodell, habla de "dolorosos y necesarios recortes". "Me gustaría comunicarles que somos inmunes ante los problemas que nos rodean, pero no lo somos", escribió Goodell en una carta a sus empleados. Los afectados se encuentran en las oficinas de Nueva York, Nueva Jersey y Los Ángeles. Y eso pese a que en la temporada recién acabada los estadios tuvieron más aficionados y no hubo diferencias en los ingresos por abonos respecto a años pasados. Los directivos de la NFL, incluido Goodell, no ocultan, sin embargo, que la mayoría de los fanáticos compraron ya esos billetes en la primavera y el verano (boreal) de 2008. En septiembre, cuando en Manhattan los bancos ya estaban en situación de colapso, la revista económica "Forbes" consideró a la NFL como "la liga más rica del mundo" y al fútbol americano como "el deporte más fuerte del mundo". Esos calificativos eran gracias al lucrativo contrato de televisión que da al año unos ingresos de 6.500 millones de dólares. Casi dos tercios de esa cifra va a parar a los jugadores, que se convierten casi sin excepción en multimillonarios. Marc Ganis, presidente de la firma Sportscopr, que trabaja mucho con la NFL, describe el problema. "Habrá poca certeza en la venta de entradas así como en los ingresos, sobre todo porque la industria del automóvil está enferma y era hasta ahora el principal patrocinador. Por otro lado, hay costes fijos como los salarios de los jugadores", señaló. Los enormes salarios de las estrellas seguirán pagándose. Se prefiere ahorrar en otro tipo de personal. Tres equipos de la NFL han despedido en los últimos días a un total de 63 trabajadores. Washington Redskins, el segundo club más rico de la liga con un valor de mil 538 millones de dólares, según "Forbes", despidió a 20 empleados. Cleveland Browns apartó a 18 trabajadores, entre ellos la portavoz de prensa y un asesor de la propia página web. El conjunto no descarta que haya otros 20 despidos más. Indianapolis Colts echó a 25 personas seis días antes del Superbowl, celebrado el pasado domingo. Redskins, Browns y Colts no serán los únicos equipos que reaccionen ante la crisis. Los efectos de la débil situación económica mundial empezará a notarse a partir de la nueva temporada, que comienza en septiembre. "Estamos comprobando todo y miramos con exactitud dónde podemos trabajar de manera más eficiente y dónde podemos reducir costes", dijo el portavoz de la NFL, Greg Aiello. Por ello se aplazó el plan de la NFL de que los New England Patriots jugaran un partido amistoso en primavera en China.

Tags relacionados

Fútbol americano