La crisis mundial provoca el retiro de auspiciadores del Super Bowl

El más grande evento del fútbol americano perderá a las marcas General Motors, Ford y Chrysler, por primera vez en ocho años

*Washington *(EFE).- La grave crisis que atraviesan General Motors (GM), Ford y Chrysler ha obligado a estos fabricantes de EE.UU. a abandonar este año la final del fútbol americano, o Super Bowl, aunque su puesto será ocupado por empresas extranjeras. No hay nada más estadounidense que el partido Super Bowl, la final del fútbol americano que se celebrará este domingo, pero por primera vez en ocho años ninguno de los fabricantes estadounidenses de automóviles tendrá un anuncio durante el partido. Ni GM, que tradicionalmente ha elegido la Super Bowl para subrayar alguno de sus vehículos, ni Ford ni Chrysler están con humor ni tienen los recursos para pagar este año los decenas de millones de dólares que cuesta colocar un anuncio televisivo en el compromiso. Y para pesar de muchos, sus puestos estarán ocupados por marcas extranjeras como la japonesa Toyota, la surcoreana Hyundai y la alemana Audi. Toyota lanzará su nuevo 'cruzado' CUV, el Venza, durante la Super Bowl con un anuncio de 30 segundos denominado 'Faces' (caras) y que será aireado en la primer cuarto del partido. El comercial señalará el inicio de la campaña 'Are you VENZA?' (¿Eres VENZA?) que ha diseñado la agencia de publicidad Burrell. Por su parte, Hyundai ha elegido la Super Bowl para lanzar el nuevo Genesis cupé con un anuncio de 30 segundos en el que destaca la banda sonora que han creado dos integrantes del grupo 'Smashing Pumpkins', el cantante Billy Corgan y el batería Jimmy Chamberlain. Hyundai, una marca que está decidida a hacerse un hueco entre los nombres más prestigiosos del sector, se ha volcado en la presente edición de la Super Bowl. En total, Hyundai contará con cinco comerciales de 30 segundos en la retransmisión de la cadena NBC, tres durante el programa previo al partido y dos durante la emisión del juego. Además, Hyundai emitirá en las próximas semanas un nuevo comercial del Genesis cupé con su música está interpretada por el violoncelista Yo-Yo Ma (quien participó en la ceremonia de toma de posesión del presidente estadounidense, Barack Obama). Y Audi ha elegido un comercial de 60 segundos con el actor británico Jason Statham (protagonista de la serie de películas 'Transporter') para exhibir la última versión del A6 sobrealimentado. Será el segundo año consecutivo que la marca alemana se anuncia en la Super Bowl. El director de mercadotecnia de Audi en Estados Unidos, Scott Keogh, justificó la repetición porque "después de dos años excepcionales, la marca Audi ha experimentado un crecimiento sin precedentes, no sólo en ventas". Otra empresa del sector del automóvil que también estará presente en la Super Bowl de este año es el fabricante de neumáticos japonés Bridgestone que emitirá dos anuncios de 30 segundos cada uno y patrocinará el espectáculo del descanso en el que intervendrá Bruce Springsteen.

Tags relacionados

crisis mundial

Fútbol americano