Cristóbal de Col, campeón Mundial Juvenil de Surf: "El título es el fruto de todos"

El surfista peruano ganó su tercera medalla de oro a nivel mundial. La única que tenía ese logro era Sofía Mulanovich

Cristóbal de Col, campeón Mundial Juvenil de Surf: "El título es el fruto de todos"

PATRICK ESPEJO

Nada será lo mismo para” Cristóbal de Col”:http://elcomercio.pe/tag/20395/cristobal-de-col. El sábado último cumplió el sueño de cualquier chico al consagrarse campeón mundial, categoría Sub 18, en el Quicksilver ISA World Championship que se llevó a cabo en Punta Hermosa. Él ha sido el personaje del fin de semana. Su hazaña y lo hecho por el equipo nacional le dieron al Perú otra medalla colectiva. Hizo un alto y recordó junto a DT lo vivido.

Déjame que te felicite en nombre de todos los seguidores por ese título mundial que nos regalaste el sábado último.
Gracias. Todo estaba yendo por buen camino. Yo sabía que tenía que aprovechar este momento, era mi último año como junior y, además, el torneo se hacía aquí, en nuestra casa. No podíamos dejar que una oportunidad así se nos fuera de las manos.

Te tocó el camino largo. El sábado te ‘bajaron’ al repechaje, pero eso no te desanimó. Por el contrario…
A mí me dio mucha más garra. Tuve que correr más series, pero esperar menos tiempo entre una y otra.

¡Y mira el resultado final!
Ha sido una experiencia alucinante.

¿Te has dado cuenta de un detalle: eres tricampeón mundial? Solo Sofía Mulanovich tiene ese logro.
Sí, justo ayer por la mañana, mi hermana [Nadja] me trajo la medalla que había ganado el año pasado como integrante del equipo de mayores. Allí recién caí en cuentas de lo que me dices. Sí, pues, tengo tres medallas de oro mundiales…

Regresando a la jornada del sábado. Tuviste que salvar tres series antes de llegar a la gran final.
Fue agotador. Cuando pasé el primer ‘heat’, me di cuenta de que no había pensado en qué etapa estaba. Cuando supe que había llegado a semifinales del repechaje, me propuse hacerlo lo mejor posible, pero disfrutando del torneo. Me quité una presión enorme que tenía y las cosas se fueron dando solas.

La barra peruana fue, corrígeme, un factor extra.
Uff, la barra fue impresionante. El bombo, los gritos, yo sentía una fuerza extra. Ese aliento me empujaba a regresar otra vez a la rompiente para buscar más olas.

Y llegó esa final del repechaje en la que te tocó contra tus dos amigos Miguel Tudela y Carlos Mario Zapata, quienes estaban surfeando muy bien.
Eso fue bastante difícil. Los tres somos muy amigos. Pero lo hablamos con el entrenador. La estrategia fue correr libre las primeras olas hasta hacer puntos. A eso de la mitad de la serie, los que tenían mayor puntaje buscarían clasificar y el otro tenía como tarea ‘marcar’ al hawaiano para evitar que él pasara. Yo comencé con una de 8 puntos y ni bien regresaban agarré una de 5. Cuando esperaba que Carlos Mario o Miguel tuvieran las suyas, el hawaiano se nos escapó y sacó un 7. Faltando casi dos minutos, Miguel pudo pasarlo y asegurar la presencia de dos peruanos en la final.

En ese momento me acordé de dos cosas. Primero, de la final de los Bolivarianos en Ecuador, cuando los tres disputaron la final. Y, por la forma como siguieron al hawaiano, del sacrificio que hizo Matías Mulanovich en el Mundial de Mayores.
Claro, en el Bolivariano Carlos Mario nos adelantó a todos y él se quedó con el título. Hubiera sido muy chévere que los tres pasemos, pero así es esto, solo dos podían lograrlo y él se quedó fuera.

¿Cuál fue la estrategia en la final? ¿Qué pasaba por tu mente?
Yo cometí un error en esa final. Entré antes de tiempo. Eso me costó una penalización de los jueces, que me impidieron tomar la primera ola de la serie. Al comienzo no llegaban las olas, hasta que Miguel corrió una, con lo que me liberó del castigo. Me fui un poco más afuera [hacia el mar]. Comencé con una ola de 6,50, me caí en la siguiente. Tuve una de 5 y con eso pasé al primer lugar.

¿Imagino que mar adentro el tiempo pasaba como en cámara lenta?
Pasé a ser primero en la serie faltando 13 minutos. Y sí, sentía que el reloj no avanzaba. Trabajaba en marcar a los otros, sentía mis palpitaciones como si sonaran al lado de mi oído y en los últimos minutos todos corrieron varias olas, por lo que no anunciaron los resultados. Vino mi amigo Franco Portocarrero en la moto acuática. Le pedí que diera un par de vueltas hasta saber el resultado final…

  • ..por eso no salías.*
    De pronto escucho por el parlante: “Y ahora el nuevo campeón mundial es…”. Yo no sabía qué pensar, hasta que escuché mi nombre. ¡Fue increíble! Agarré la bandera que tenía Franco, salté, la moví de un lado a otro. No recuerdo más hasta que bajé a la playa, vi a mis amigos y desde ese momento comenzó el festejo.

Que fue doble cuando supiste además que Perú había salido campeón mundial.
Fue increíble. Ha sido la primera vez en la historia de la ISA que un país arranca el último día en el quinto puesto y termina proclamándose campeón. Nadie pensaba en una remontada así, pero lo logramos.

Tú no viste la final de la Sub 16 corrida antes de la tuya, pero esa fue una final muy apretada.
Yo estaba en plena concentración, pero sí vi la parte final y fue emocionante. Lo que no quiero olvidarme es de las chicas. Ellas también hicieron su esfuerzo. Vania Torres y Miluska Tello. Sin su esfuerzo y sin los puntos que ellas ganaron, difícilmente hubiésemos podido lograr el título mundial.

Bueno, en general, Perú salió campeón gracias a la unión de todo el equipo.
No puedo olvidarme de Luca Mesina, Sebastián Correa, Juninho [Urcia], Carlos Mario [Zapata], Miguel [Tudela]… pasando por el técnico australiano Dave Prodan, Gabriel Aramburú. A Renato Quesada y a Gabriel, nuestro preparador físico cubano, a Ricardo Kaufmann, a Yuniel Pérez y a las chicas que nos ayudaron increíblemente en la casa que la federación y Movistar dispusieron para nosotros. Gracias al trabajo de todos y a la dedicación de todos, el Perú pudo salir campeón mundial.

¿Cómo han estado los días siguientes? ¿Cómo fue el domingo tras el título?
Vi a la gente de Punta Hermosa muy contenta, aunque debo confesar que me desilusionó un poco ver los diarios y no encontrar nada del campeonato, del esfuerzo de todos, y sí mucho del Barcelona. Eso me dolió un poco, pero, fíjate, ni eso podrá empañar todo lo que logramos.

Se viene el Mundial de Mayores en julio en Panamá. ¿Vas?
No, no iré esta vez con el equipo, pero espero que les vaya bien y puedan hacer las cosas mejor que el año pasado.