Nueva denuncia contra la Federación de Vóley: cuando Wanka suplantó al Perú

Empleado firmó convenio para llevar a la selección juvenil a Pucallpa, pero en su lugar fue el club Wanka, con colores nacionales

Nueva denuncia contra la Federación de Vóley: cuando Wanka suplantó al Perú

Por Patrick Espejo
Fue una noche calurosa, como casi todas las que hay en Pucallpa. Los afiches pegados en las calles anunciaban la presencia en la ciudad de la selección peruana juvenil, formada por aquellas jovencitas que meses antes habían acabado sextas en el Mundial de Tailandia.

Cuentan que el coliseo estaba prácticamente lleno, pues la gran afición al vóley que existe en esa parte del país quería ver en acción y aplaudir a chicas como Vivian Baella, Rafaella Camet, Daniela Uribe, Clariveth Illescas, entre otras, enfrentando a la selección de la Universidad Alas Peruana, que dirige el profesor Francisco Nájar.

Pero enorme fue su sorpresa cuando no las vieron ni siquiera calentar. En el campo estaban otras chicas, de las que, probablemente, solo conocían a Sara Joya y a Luren Baylón, dos “matadoras” con amplia trayectoria, pero que hacía buen tiempo ya habían dejado de ser juveniles.

Un aficionado al vóley las identificó. “Pero ellas son las integrantes del equipo del Wanka. Ellas no son la selección”. En efecto, el equipo de Lima, que se acaba de mudar al Callao, que tradicionalmente se viste de verde, estaba en el campo con camisetas blancas y pantaloneta guinda.

FOTO DELATORA
La foto que acompaña esta denuncia así lo demuestra. En la escena se ve a una señora a la izquierda, vestida con buzo rojo. Se trata de Verónica Castro, la hija del presidente de la Federación Peruana de Vóley, Juan Castro, y que saltó a los titulares de los medios a mediados del mes pasado cuando sorpresivamente viajó acompañando a su padre y a la selección de mayores a la gira que hizo este grupo por Europa.

Al otro lado está el técnico Carlos Maldonado, quien luce un polo en el que se ve claramente el escudo de la FPV. Él entrenó al equipo hasta el año pasado. Se sabe que el ahora Wanka Callao tendrá un nuevo DT.

El hecho se produjo en noviembre del 2009, pero recién en mayo salió a la luz y este mes se confirmó. Esta es una nueva denuncia formulada contra la entidad rectora del vóley que vuelve a poner en tela de juicio el trabajo de su dirigencia.

El caso es mucho más delicado, pues el presidente de la federación es vicepresidente del Wanka y su hija, Verónica Castro, es secretaria del directorio, de acuerdo con la ficha registral 12284892 del rubro Constitución de Asociaciones.

Este asunto de la suplantación ya había sido denunciado meses atrás por el ex directivo Carlos Ganoza, cuando hablaba del entonces jefe de márketing de la federación, Carlos López, que fue separado por manejo irregular y haberse apropiado de 5.000 dólares producto de haber acordado la presentación de la selección en esa ciudad de la selva.

PIDEN INVESTIGAR
La congresista y ex integrante de las selecciones peruanas Cenaida Uribe ha solicitado públicamente que se investigue lo que ha llamado “una serie de irregularidades” en esa entidad deportiva. Sin embargo, el IPD no puede intervenir debido a que, de acuerdo con la ley, solo está facultado para pedir una rendición detallada de los montos de dinero que entrega.

RESPUESTA: “AL QUE HIZO ESO SE LO DESPIDIÓ”
El titular de la federación, Juan Castro, explicó lo sucedido: “En octubre se acordó, por directorio, que ninguna selección se presentaría en una ciudad a través de promotores. Un empleado que trabajaba entonces en la federación se adelantó e hizo un acuerdo para llevar a una selección a Iquitos o Pucallpa. Por eso lo sacamos. Estamos hablando del Sr. Carlos López. Pero se acordó también que, como ya había un compromiso, se mande un combinado de clubes. Si revisan la relación, verán que había integrantes de hasta cinco clubes. Pero se dijo que, de ninguna manera, se presentaban como selección. Si la mayoría eran de Wanka, es porque le encargamos a ese club que organizara el viaje. ¡Ah! y yo formo parte de la directiva del Wanka, pero estoy de licencia desde hace dos años”.