El día en que un peruano fue salvado por un camión en el Dakar 2012

En la etapa 4 este año, Juan Dibós se quedó varado en medio del desierto y con la noche encima

El día en que un peruano fue salvado por un camión en el Dakar 2012

ARTURO LEÓN
(@arturoleonf)
El Comercio

Una zona de mucho fesh-fesh (polvareda en la ruta) lo desubicó. Había tenido un retraso de casi cuatro horas y varios camiones lo pasaron. Las toneladas de polvo que dejan estas máquinas en el terreno convirtieron el camino de Juan Dibós en un verdadero laberinto sin salida. En estas circunstancias, el peruano, a quién ya le había caído la noche encima, se desvió sin darse cuenta y entró a una zona de tierra que era impasable.

“Se nos atoraba el auto, lo sacábamos y solo avanzabamos 15 o 10 metros. Entramos en un momento de desesperación porque era de noche y no veíamos la forma de salir de ahí”, cuenta Dibós, que en ese momento estaba acompañado de su navegante Gustavo Medina.

De pronto, una hora después de no poder hacer nada, vieron como de a pocos se acercaba a ellos un camión, también retrasado. “Se acercó tanto que nos cegó con sus luces. Nosotros bajamos y vimos salir a un piloto que lo único que hizo fue coger nuestra eslinga y amarrarla a su camión. Si dijo algo, no le entendimos nada”, comenta el piloto nacional.

Fue así como lograron salir y terminar la etapa 4 del Dakar 2012 que fue desde San Juan hasta Chilecito. Y fue recién cuatro días después, que Dibós y Medina lograron ubicar a los integrantes de aquel camión rojo para agradecerles la gran ayuda. Se trataba de un equipo de finlandeses.

Dibós no llegaría a terminar el Dakar 2012 ya que abandonó en la etapa 9. Sin embargo, esta experiencia le quedó en la retina y asegura que le ayudará para afrontar mejor el Dakar que ya se viene. No siempre habrá un camión dispuesto a salvarlos.


Tags relacionados

Rally

Rally Dakar

Dakar

Juan Dibós